?>
Córdoba

Otro represor al que la muerte lo salvó del juicio

Falleció Domingo Argüello, ex jefe de la Policía, miembro del Comando Libertadores y acusado por delitos de lesa humanidad.

En el olvido, en el abandono, con la salud quebrada y la moral también, ayer falleció Domingo Américo Argüello, hombre que fuera jefe de la Policía de Córdoba en la época del temible Comando Libertadores de América, previo al Golpe de Estado.

Su vida se apagó en el Policlínico Policial, donde permanecía internado con variadas afecciones de salud desde hacía casi un mes. Con esta internación, justificada por cierto, había puesto fin a algo más de tres meses de detención en el Penal de Bouwer, donde fue llevado en julio de este año luego de que su vivienda en el Cerro de las Rosas fuera allanada.

Allí se encontró un verdadero arsenal con más de 100 armas, pero lo más importante del hallazgo fueron documentaciones vinculadas con le represión, entre la cual se hallaban fotografías de dirigentes sindicales que luego serían secuestrados y desaparecidos. Una de las fotos que se reconoció en su vivienda era la de Juan Alberto Caffaratti, sindicalista de Luz y Fuerza y sucesor de la conducción tras la muerte de Agustín Tosco, quien fue secuestrado el 12 de febrero de 1976.

Cuando la Justicia Federal ordenó su detención y el allanamiento de su vivienda, el 29 de junio de este año y en el marco de la megacausa llamada "Barreiro" (que agrupa gran cantidad de delitos ocurridos antes del Golpe), se encontró una vivienda en total estado de abandono, y también se halló al ex policía totalmente deteriorado, sucio, visiblemente arruinado.

En la "foja de mérito" de Argüello, también aparece el haber firmado el indulto que eximió de responsabilidad al teniente coronel Antonio Navarro, "célebre" autor del "Navarrazo", que en febrero de 1974 depuso al gobernador constitucional Ricardo Obregón Cano.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo