?>
Mundo

Otro obispo contra el Papa

Un obispo portugués contradijo al Papa, al opinar que las personas deben usar preservativos en ciertas ocasiones, como cuando una persona con HIV busca evitar el contagio de la enfermedad.

Un obispo portugués contradijo ayer al Papa, al opinar que las personas deben usar preservativos en ciertas ocasiones, como cuando una persona con HIV busca evitar el contagio de la enfermedad.

El obispo de Porto, Manuel Clemente, agregó que en tales casos los preservativos "no sólo son recomendables, sino que pueden ser obligatorios éticamente". Sin embargo, Clemente aclaró que: "La gran solución al problema del sida, como cualquier otro problema, tiene que ser conductual".

Los portadores del virus HIV "tienen una obligación moral de prevenir y no provocar la enfermedad", dijo.

Clemente es el segundo clérigo portugués que contradice al Papa Benedicto XVI. El obispo de las Fuerzas Armadas Januario Torgal Ferreira dijo previamente que prohibir el uso del preservativo era equivalente a consentir la muerte de muchas personas.

Durante su visita a África, el continente más afectado por el Sida, el papa Benedicto XVI dijo que "no se podía solucionar el problema del sida con la distribución de preservativos" y que, "por el contrario, su uso agrava el problema". Miles de voces, incluso desde la Iglesia, salieron al cruce del Sumo Pontífice.

Ayer, el ministro de Educación francés, Xavier Darcos, consideró "criminal" las declaraciones del Papa. "Decir en África que no se debe utilizar el preservativo es criminal. Ocasiona muertos todos los días", declaró Darcos quien destacó que él es católico.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo