?>
Córdoba

Otra marcha contra la topadora provincial

Unas 40 personas se manifestaron ayer por el centro de la ciudad para pedirle al Gobierno que detenga la demolición de la Casa de las Tejas.

Organizaciones de jubilados, sectores gremiales y políticos que se oponen a la demolición de la Casa de las Tejas protestaron ayer a la tarde en la Plaza de la Intendencia de la ciudad de Córdoba y luego marcharon hacia Casa de Gobierno.

La Policía informó que fueron unos 40 los manifestantes que se congregaron cerca de las 17.40 para expresar su rechazo al derrumbe que ya comenzó hace varios días. “Están pacíficos”, indicó un vocero policial. Desde la Plaza de la Intendencia, los manifestantes se movilizaron hacia el inmueble donde en pocos meses se inaugurará un parque temático.

Una de las personas movilizadas, la arquitecta Liliana Vina, indicó que “tendría que actuar la Justicia” en el tema de la demolición. “La mayoría de los representantes están de vacaciones; debieran estar movilizados junto a nosotros y usando los instrumentos que la Constitución les da para parar esto”, dijo a la prensa mientras un cartel, detrás de ella, pedía: “Schiaretti, escuchá al Pueblo”.

Otra manifestante aseguró que la demolición es innecesaria y pidió una pauta en las tareas de demolición para hacer un debate y ver si es inevitable que se derribe el histórico edificio.

Días atrás, el gobernador Juan Schiaretti había calificado como “profetas del atraso” a quienes se oponen a la demolición del edificio gubernamental y a la construcción del parque temático. Anoche, el mandatario volvió a defender el proyecto al decir que el edificio no tiene valor patrimonial. “Tanto es así –aseguró–, que no fue declarado como patrimonio histórico por la Municipalidad de la ciudad”. Además, dijo que “los que mandaron cartas llegaron tarde”, en referencia a la misiva enviada por el senador Luis Juez y su compañero de fórmula a la gobernación de la Provincia, el intendente de Jesús María, Marcelino Gatica, con intenciones de parar el derrumbe.

Mientras tanto, la demolición continuó ayer en otros sectores del histórico edificio.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo