?>
Policiales

Ongamira: no hay rastros de una joven estudiante perdida

La joven de 28 años fue a Ongamira a meditar el pasado sábado y no volvió. La busca la Policía, Bomberos, la División Canes, una avioneta y un helicóptero. Sería presa de un delirio místico.

Luego de tres días de búsqueda, sigue sin aparecer la cordobesa de 28 años que se habría extraviado en cercanías del cerro Charalqueta-Colchiquí, en Ongamira, al norte de las Sierras Chicas, departamento cordobés de Punilla. Las tareas de rastrillaje se realizaron hasta la noche y debieron ser interrumpidas por el clima y la oscuridad; continuarán hoy a las 7.30, y el trabajo será más duro ya que estaba pronosticada una intensa llovizna en la zona.

Ayer, participaron de la búsqueda 60 efectivos, entre bomberos voluntarios y policías; un avión, una avioneta y la División Canes de la Policía, informó el comisario inspector Héctor Ferreyra, de la Departamental Punilla, quien agregó que hoy se sumarán más uniformados. Además, varios familiares y amigos de la joven colaboraron en todo momento con la búsqueda.

Estudiante. Carolina Bertolotto es estudiante de Comunicación Social de la UNC y vive en barrio Cofico de esta capital. Según indicaron sus familiares a la Policía, "era una chica muy espiritual". Habría llegado sola desde Capilla del Monte a la Ongamira en un remise y arregló con el chofer para que la pase a buscar el domingo a la mañana. Pero cuando el móvil llegó, la mujer no estaba.

"Ongamira es un paraje visitado por turistas que buscan una experiencia espiritual, ya que aducen que es una zona de mucha fuerza, ya que hay fuentes de energía", explicó el jefe policial.

En el lugar donde la chica debía espertar al remise, fueron encontrados un cuaderno dentro de una mochila. El cuaderno tenía unas anotaciones muy extrañas.

Místicismo. El cuaderno, según trascendió, tenía extrañas anotaciones que hacen suponer que le chica vivía una situación irreal. Aparentemente, en sus páginas, la chica contaba que estaba escuchando una voz, que le iba dictando lo que debía escribir. "Amigos de la joven interpretaron que esa voz sería la del Espíritu Santo", contó el comisario Ferreyra, quien comparte mucho tiempo con familiares y amigos de Carolina durante las búsquedas.

También se encontró junto a sus pertenencias un libro. "Curso de milagros" es un texto que propone el objetivo de "conectarte con tu Maestro Interno, para que te guíe en toda tu vida".

Los comentarios que circulan en la Web sobre el libro advierten:"Recuerda: no tienes que entender lo que te dice con tu intelecto. Sólo tienes que leerlo y practicarlo. Ni siquiera tienes que estar de acuerdo con lo que postula. Toda sensación que experimentes estará bien".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo