?>
Argentina

"No hay más restos de desaparecidos"

Un represor uruguayo afirmó que ya no se podrá dar con desaparecidos en los predios militares. "Fueron todos desenterrados y quemados", dijo.

Un militar uruguayo, actualmente preso, aseguró ayer que ya no quedan restos de desaparecidos enterrados en el vecino país. La morbosa revelación fue hecha mientras un grupo de antropólogos forenses uruguayos se apresta a reanudar esta semana las excavaciones en predios militares, precisamente en busca de detenidos desaparecidos en los años de plomo.

El coronel retirado Gilberto Vázquez, detenido en una cárcel de Montevideo acusado de perpetrar delitos de lesa humanidad, afirmó ayer que no existen restos de desaparecidos en Uruguay. El represor detalló que poco antes del retorno de la democracia, en 1985, los cuerpos fueron desenterrados, quemados y sus cenizas tiradas a un arroyo. El ex oficial de Inteligencia también justificó la tortura, a la que consideró útil. “Entre nosotros nos aplicamos la picana para ver lo que era, y no es tanta cosa”, disparó Vázquez, sin un ápice de remordimiento.

El represor del vecino país insistió en que no hay más restos de desaparecidos y explicó que los reclamos son por personas detenidas en Argentina. Al respecto, el coronel retirado marcó diferencias con los mecanismos de represión que se usaron en otros países de la región cuando gobernó el régimen militar. “En Argentina desaparecían. La orden fue que cuando muriera alguno, no apareciera. En Chile los mataban, en Argentina el sistema era hacer desaparecer”, agregó.

Una de las personas desaparecidas que se busca en Uruguay es María Claudia García, la nuera del poeta argentino Juan Gelman. María estaba embarazada cuando fue secuestrada por un grupo de tareas argentino y dio a luz en cautiverio, en Uruguay, a su hija Macarena. Al respecto, Vázquez criticó ese caso. “Fue una cosa rara. Cuando nosotros teníamos a un argentino, se lo dábamos a ellos porque les podía servir como fuente de información y nos traíamos a los uruguayos. Pero traerse a una argentina para acá, no tiene la menor lógica. Nunca pude entender para qué la trajeron”, agregó.

“Operación Zanahoria”. El represor explicó que a fines de 1984, en el final de la dictadura, el gobierno de facto llevó a cabo la denominada “Operación Zanahoria”, que consistió en desenterrar y quemar los cuerpos que aún quedaban bajo tierra para luego arrojar esas cenizas a un arroyo. Más allá del desalentador anuncio de Vázquez, algunos restos de personas desaparecidas ya aparecieron en los últimos años. De hecho, esta semana comienza a excavarse en el Batallón de Paracaidistas del departamento uruguayo de Canelones, el primero de los varios predios militares que serán investigados.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo