?>
Ocio

Murió el cantante de tango Enrique Dumas

El artista se había presentado el viernes en La Noche del Tango del Festival de Doma y Folclore. Sufrió un ataque cardíaco.

El cantante de tango Enrique Dumas, quien acreditaba una larga trayectoria que lo llevó a ser uno de los pioneros del género en la televisión argentina, murió este domingo a los 73 años a causa de un ataque cardíaco.

El intérprete había actuado el viernes por la noche en el Festival de Doma y Folclore de esa localidad serrana, donde se desarrolló La Noche del Tango, conducida por Silvio Soldán, quien informó hoy el deceso del popular cantor.

Dumas, cuyo verdadero nombre era Enrique Rodríguez Acha, había nacido en la ciudad de La Plata el 8 de mayo de 1935, se hizo llamar Hugo Randall cuando comenzó su carrera cantando jazz con la orquesta Dixieland y a los 20 años debutó en el tango a través de Radio Splendid con la orquesta típica de Carlos Figari.

Alcanzó la popularidad en la década de 1960, cuando una nueva generación de voces varoniles, capitaneada por Julio Sosa, trató de rescatar al tango del embate en que lo habían sumergido la "nueva ola" y la declinación de los locales de baile.

Era un cantante que no escatimaba amplias sonrisas, de gran apostura, y parte de su fama se debía a las revistas del corazón, que cubrieron con gran detalle su noviazgo y casamiento con la conductora Colomba.

La pareja tuvo tres hijos y con los años se separó, pero el cantante siguió con su estilo viril y enfático, con un fraseo que solía caer en el sentimentalismo, como era apreciable en el ciclo "Grandes valores del tango", por Canal 9, conducido por Silvio Soldán.

Una vez establecido en el tango, permaneció años junto a la orquesta de Figari, con la que actuó en distintos escenarios y cumplió giras, y fue una presencia estelar en la vieja confitería Adlon, en dúo con Héctor Omar.

Su fama y su innegable prestancia lo animaron a intentar la actuación y la primera vez que pisó un escenario teatral fue en "Aquí está la vieja ola y esta vez no viene sola", cuyas cabezas de compañía eran la recordada Olinda Bozán y Alberto Anchart.

También fue convocado por Francisco Canaro para la reposición de su comedia musical "La muchachada del centro", con José Marrone, cantó con la orquesta de Mariano Mores y compartió escenarios con figuras como Virginia Luque, Mirtha Legrand, Susy Leiva y Néstor Fabián.

Fue Santos Vega en el Teatro General San Martín en "La guitarra del diablo", y protagonizó "El conventillo de la Paloma", de Alberto Vacarezza, junto a Pepita Muñoz y el capocómico Marcos Caplán.

Aplausos. Un gran acontecimiento en su vida artística fue el espectáculo "Aplausos", junto a Libertad Lamarque y Juan Carlos Thorry, y otras presentaciones teatrales con figuras de la talla de Aníbal Troilo, Héctor Gagliardi, Tito Lusiardo, Beba Bidart y la dupla Horacio Salgán-Ubaldo de Lío.

Según los especialistas Ricardo García Blaya y Aníbal Marconi, Dumas "fue uno de los pioneros del tango en la TV argentina, participando en muchos programas. Ya en 1958 participó de "Esquina de tango", con Figari, por Canal 7, y con Virginia Luque compartió pantalla en "La familia Gesa".

Entre las innumerables giras internacionales que cumplió el artista, se recuerda su viaje a Japón con la orquesta del bandoneonista Carlos Galván, que tuvo enorme repercusión en aquel país y le retrotrajo recuerdos de la película "Viaje de una noche de verano" (1965), donde cantó junto a los tangueros nipones Ranko Fujisawa e Ikuo Abo.

Más cerca en el tiempo, un grave accidente tuvo a Dumas como protagonista en la ruta 9, cerca de la ciudad de San Pedro, en 2005, cuando el coche que conducía se despistó y volcó, presuntamente por el estado resbaladizo de la calzada.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo