?>
Policiales

México: responsabilizaron a un fanático religioso del secuestro del avión

Fuerzas de seguridad mejicanas ingresaron a la aeronave luego de que fueran liberados los pasajeros, y pusieron en libertad también los tripulantes.

El gobierno mejicano responsabilizó a un fanático religioso boliviano del secuestro de un avión de Aeroméxico con más de 100 pasajeros, quien dijo haber sido motivado por una revelación divina.

El secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, identificó en rueda de prensa a José Mar Flores Pereira, de 44 años y originario de Santa Cruz, Bolivia, como el autor del secuestro del Boeing 737 procedente del balneario turístico de Cancún.

"El refiere que fue una revelación divina lo que lo condujo a esta acción", comentó el secretario. Añadió que Flores Pereira dijo a la policía que como el miércoles era el día 9 del mes 9 del año 09, eso representaba el 999, que si era visto al revés implicaba el número 666, una referencia al anticristo.

El boliviano, que lleva 17 años viviendo en México, fue descrito por las autoridades como adicto a las drogas y el alcohol, tenía antecedentes penales en Bolivia.

García Luna dijo que en medio del vuelo 576 entre Cancún y la ciudad de México, el hombre advirtió a una azafata que tenía una bomba y que haría explotar la aeronave. Pidió sobrevolar el aeropuerto de la capital siete veces y hablar con el presidente Felipe Calderón.

El funcionario federal dijo que tras revisar el equipaje de la aeronave se descubrió que el boliviano había simulado un artefacto explosivo.

Qué sucedió. Las fuerzas de seguridad mejicanas tomaron el avión cerca de las 17 (hora argentina), en una acción inesperada con la que lograron reducir a los secuestradores y rescatar a la tripulación que permanecía en la aeronave.

Minutos antes habían sido liberados los 104 pasajeros del avión que aterrizó en Ciudad de México bajo el control de secuestradores, que los habían mantenido como rehenes durante unos 45 minutos.

Según el testimonio facilitado a Televisa por la pasajera Adriana Romero, los ocupantes del avión abandonaron la nave en perfecto estado.

La pasajera liberada dijo que sólo ubicó a un hombre como el presunto secuestrador, quien permaneció dentro del avión junto con la tripulación hasta el ingreso de las fuerzas de seguridad.

Romero refirió que los pasajeros se enteraron que habían sido secuestrados cuando el piloto se los notificó desde la cabina una vez que habían aterrizado en el aeropuerto de la ciudad de México.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo