?>
Córdoba

Menéndez, otra vez condenado a perpetua

El ex mandamás del Tercer Cuerpo de Ejército y otros cinco represores ex integrantes de la D2 tuvieron su última palabra. Absolvieron a Calixto Flores.

El Tribunal Oral Federal Nº1 condenó este viernes 11 de diciembre a Luciano Benjamín Menéndez a prisión perpetua, la misma pena que había recibido en el primer juicio por delitos de lesa humanidad cometidos durante la dictadura que se desarrolló en Córdoba en 2008.

Además de Menéndez, fueron condenados a prisión perpetua el ex militar Rodolfo Aníbal Campos, y los ex policías César Armando Cejas y Hugo Cayetano Britos. El ex policía Miguel Ángel Gómez fue condenado a 16 años de prisión, mientras que el Tribunal dispuso absolver al ex policía Calixto Flores.

El Tribunal encontró a Menéndez autor responsable de los delitos de “privación ilegítima de la libertad, lesiones gravísimas, imposición de tormentos y homicidio”, en el juicio que se le sigue al ex titular del Tercer Cuerpo del Ejército.

Una multitud se congregó en la puerta de los Tribunales Federales, y celebró las condenas a los ex militares y miembros del Departamento de Informaciones de la Policía (D2).

La última palabra. Hoy se vivió la última audiencia del juicio por las causas Albareda, Moyano y Morales, y durante la mañana, se escucharon las últimas palabras de los acusados. Menéndez, antes de ser sentenciado por segunda vez en Córdoba, volvió hoy a reivindicar la última dictadura militar, al sostener que los delitos perpetrados hace 30 años se dieron en un contexto de "amenaza del comunismo".

El ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército insistió en que el plan sistemático de desaparición forzada de personas ocurrió dentro de "una guerra" que comenzó "simplemente porque estábamos en la ruta de conquista del comunismo internacional; los argentinos sufrimos el asalto de terroristas marxistas", dijo.

A criterio del ex represor, quien ya cuenta con tres condenas a prisión perpetua, el avance del comunismo fue "para apoderarse de nuestro pueblo". En un tramo de su alegato, Menéndez se valió de una cita del designado ministro de Educación porteño, Abel Posse, para su defensa.

"Bien lo dijo Abel Posse: ningún país repudió a su ejército por lo que le exigieron sus gobiernos", dijo Menéndez, refiriéndose, entre otros, a los casos de Francia, Rusia y Estados Unidos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo