Ocio

Mónica Farro: infartante

La uruguaya Mónica Farro atrae todas las miradas en Carlos Paz con su infartante figura y se luce bailando en La fiesta está en lago.

La uruguaya Mónica Farro atrae todas las miradas en Carlos Paz con su infartante figura y se luce bailando en La fiesta está en lago, obra producida  por Gerardo Sofovich y encabezada por Negro Alvarez, Florencia de la V y en la que también participan Valeria Archimó y Adabel Guerrero.

Ahora, Mónica Farro disfruta del éxito en Carlos Paz después de ser una revelación en Bailando por un sueño.

Medidas: 98-64-98 repartidos en 1,70 metros.

Tatuajes: Tiene cinco tatuajes (nuca, tobillo, pie, brazo y muñeca). “Tengo todas las extremidades tatuadas”. Hay rosarios, rosas y conejito PlayBoy. Para elegir. El rosario tatuado es porque se confiesa “muy católica”.

Comida:
Adora los canelones de verdura y carne. “Que sean los míos, obviamente. Bueno, también los de mi mamá me gustan”.

Hobby: Le gusta salir de compras aunque dice que en el año que pasó en Buenos Aires sus costumbres cambiaron. “Cuando tenía tiempo me quedaba a dormir o a limpiar. Esto último está mal, las mujeres no deberíamos perdernos de otras cosas por limpiar”.

Modas: Afirma que lleva su propia moda. No sigue la tendencia de nadie ni de ningún lugar del mundo.

Lugar: Viviría en Concepción (Chile). Recuerda la ciudad con mucho cariño. Pasó allí un año.

Una curiosidad: “Se me acercan más las mujeres que los hombres; creo que me tienen miedo. Me llena de orgullo caerle bien a las chicas”.