?>
Córdoba

Luz amarilla a la violencia de género

El Consejo Provincial de la Mujer capacita a taxistas cordobesas en la detección de víctimas de agresiones familiares.

No era una tarde más. Claudia González salió con su taxi número 3.531 para cumplir con sus 12 horas diarias. Pero lo que le sucedió ese día la iba a marcar de por vida. Una mujer le confesó a bordo que había sido agredida físicamente por su marido. Y además le mostró evidencias: moretones en sus piernas, en el rostro  y un tajo en la cabeza. “No quería denunciarlo. Tenía miedo. En ese momento me di cuenta que tenía que hacer algo”, recuerda más tarde la taxista.

A través de un convenio firmado ayer, el Consejo Provincial de la Mujer capacitará cerca de 30 trabajadoras del volante como preventoras de los delitos contra la integridad sexual. Son trabajadoras que integran la Asociación de Mujeres Taxistas, quienes deben lidiar con una tarea que consideran “machista y de riesgo”.

“El taxi es una herramienta fundamental para captar a tiempo víctimas de la integridad física –explicó Graciela Ruiz, presidenta del Consejo Provincial de la Mujer–. Mediante estos talleres, brindaremos a las trabajadoras elementos para que sepan guiar a pasajeras o pasajeros que se encuentren con estos problemas”.

Al confesionario. Las 30 mujeres que integran esta asociación deben lidiar todos los días con historias complicadas. Tal como lo reconocen, el taxi se convierte a veces en un confesionario.

“Las personas se encuentran 20 minutos con alguien que las escucha, en el anonimato. Tienen la necesidad de hablar, de contar cosas. Entonces largan historias atroces porque confían en que no vamos a emitir juicio alguno. A nosotras no hay nada que nos sorprenda”, comenta Claudia González, presidenta de la Asociación.

Con dos talleres por semana, durante dos meses, las tacheras tendrán más herramientas para orientar a las víctimas de abusos. Un grupo interdisciplinario de psicólogos, asistentes sociales, entre otros, dictarán los cursos en el primer piso de la institución.

El convenio fue firmado ayer en la sede del Consejo, ubicado en calle Colón y Tucumán. La actividad se complementa con el trabajo que se viene realizando con más de 40 iglesias Evangélicas de la ciudad de Córdoba.

“Estamos sorprendidos por la cantidad de femicidios que existen en la provincia. Además, los abusos sexuales en niños de entre 6 y 12 años van en aumento”, agregó Ruiz.

González rescató el espacio de la asociación como ámbito de contención para las taxistas cordobesas: “Cuando la mujer ocupa espacios que tradicionalmente están restringidos a los hombres, éstos se impacientan. Es un trabajo machista y peligroso. Nosotras tenemos que tener temple y, además, organizarnos”. 

Taller para taxistas
Clases. Dos veces por semana, durante dos meses, cerca de 30 taxistas cordobesas recibirán clases sobre cómo orientar a pasajeros víctimas de violencia familiar.
Además. Se impartirán clases en el Consejo sobre inglés turístico para taxistas.
Informes. Para más datos, contactar al Consejo Provincial de la Mujer, calle Colón 297, ciudad de Córdoba. (0351) 434-1355 / 56.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo