?>
Policiales

Los Spedale apelarían a la Corte Suprema

El TSJ confirmó la sentencia y lo anunció a ocho días del cuarto aniversario del crimen. Los padres de Marcos analizan ir al máximo tribunal de la Nación.

La Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) confirmó la condena de 15 años de prisión dictada en contra de Ramiro Pelizza, por la muerte de Marcos Spedale ocurrida el 8 de enero de 2005. De esa manera, quedó firme la culpabilidad de tres menores que fueron condenados junto a Pelizza y la absolución de otros tres adolescentes que fueron liberados por la Cámara.

Enojada con el fallo y analizando si lo apelan ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Silvina Spedale, la madre de Marcos, expresó: "Estas tres mujeres que firmaron la resolución (Aída Tarditti, María Esther Cafure de Battistelli y María de las Mercedes Blanc G. de Arabel) no deben tener hijos o tienen la sensibilidad de una heladera".

Marcos murió por la "cruel golpiza" que le propinaron entre 6 y 8 chicos en la madrugada del 8 de enero de 2005, en el Cerro de las Rosas. En el juicio quedó demostrado que no hubo provocación y que los agresores consideraban "común" participar de peleas los días que salían de noche y pegarle a otros jóvenes, aun después de quedar tirados en el suelo.

Sentencia y casación. El 28 de noviembre de 2006, la Cámara 10ª del Crimen dictó la sentencia, que fue apelada tanto por defensores como querellantes.

Los primeros pretendían presentar la muerte de Spedale "como el desenlace de una pelea común". El planteo estaba en sintonía con el testimonio de uno de los agresores que, durante el juicio aseguró: "Yo sólo pegué una patada y me fui".

El TSJ entendió que la agresión fue "brutal y despiadada" y que los que participaron "solo querían lesionar a las víctimas".

Los padres de Marcos, en tanto, pretendían que se dejara sin efecto la absolución contra Federico Carranza y dos menores de edad. Durante el proceso los testigos sí hablaron de más de cuatro golpeadores, pero no pudieron identificarlos a todos. Para la Cámara y ahora el TSJ esa fue suficiente razón para absolver a los otros acusados.

"Nosotros necesitamos darle un cierre de alguna manera. Cuando pasan estas cosas sentimos que esto no va a acabar nunca", opinó Silvina Spedale que le explicó a Día a Día que su abogado, Miguel Ortiz Pellegrini, estudia la resolución y analiza una nueva apelación a la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo