Jueves 17 de abril, 21:15
Nublado 17º / 52% +
/ Registrate

Los barrios, nueva pista para picadas ilegales en moto

Las picadas de motos se mudaron a los barrios. Por la Caminera, la Circunvalación “ya fue”. Y ahora pierden los vecinos por los nulos controles.

LUCAS VS. GONZALO. El barrio es fácilmente detectable, se trata del Marqués de Sobremonte. Dos chicos, en plena siesta y con gente pasando a sus costados se desafían con sus “máquinas”.

LUCAS VS. GONZALO. El barrio es fácilmente detectable, se trata del Marqués de Sobremonte. Dos chicos, en plena siesta y con gente pasando a sus costados se desafían con sus “máquinas”.

  • de

  • de
  • Inspector municipal

  • Sergio Estrada, Subdirector de tránsito de la municipalidad.

    • de
  • Los barrios, nueva pista para picadas ilegales en moto

    30/03/2009 00:20

    Por José Reyna

    La Policía Caminera “asfixia” en la Circunvalación. El lugar dejó de ser “seguro” para el desafío, y mucho más de noche. Por eso, ahora la convocatoria es más espontánea. Boca a boca, por  Facebook (en menor medida por Fotolog) y sobre todo por mensajes de texto. 

    En la plaza del barrio donde antes se jugaba a la pelota, ahora la barra tiene otra diversión, más peligrosa, no sólo para ellos, sino también para los vecinos.

    La idea, elegir una calle, picar…y filmarse. Los protagonistas: jóvenes, en buena parte menores de edad, y motocicletas de 90 a 110 centímetros cúbicos que llegan a desarrollar hasta 110 kilómetros por hora. Sin cascos, sin protección, y encima con celulares en la mano para tener un registro que luego pueda ver todo el mundo virtual.

    Las picadas de motocicletas no son algo nuevo, pero se están transformando en algo altamente peligroso para los vecinos de varios de los barrios más populares de la Capital por dos razones fundamentales: los controles de la Caminera en la Circunvalación (para bien de los que circulan por ese lugar) y la audacia cada vez mayor de los motoqueros.

    En el primer caso, el que antes era un territorio propicio para la actividad (la Gran Avenida que rodea la ciudad) ahora se ha transformado en zona “vedada” por la presencia de la Poli. En el segundo, las carreras de motos dejaron de ser patrimonio de la noche y ahora se realizan a plena luz del día en transitadas calles de los barrios Marqués de Sobremonte, Pueyrredón, Nueva Italia, Chateau Carreras, Poeta Lugones, General Arenales y el Parque Sarmiento, según registros obtenidos por Día a Día en las comisarías de esos lugares y por testimonios brindados por policías de tránsito municipales que han tenido que intervenir en varios de estos casos.

    Por día, se suben a la Web de YouTube (la página más popular de videos caseros) unos 100 videos sobre picadas ilegales de distinto tipo, incluidas las de motos, en toda la Argentina. Córdoba ocupa una buena parte de esos usuarios. Sólo basta ingresar en la página (www.youtube.com) las palabras “picadas ilegales de motos Córdoba” y aparecerán como por arte de magia al menos 30 registros de esta actividad totalmente prohibida por ordenanza y por ley, pero poco controlada en la práctica.

    “Tiradas en Pueyrredón”, “Tirando en Nueva Italia”, “Picadas en la Circunvalación”, “Picadas Poeta”, “La moto de Luquitas ‘con toda la yerba’”, son sólo algunos de los títulos de estos singulares videos que, al abrirlos, muestran a jovencitos en motos preparadas o semipreparadas, corriendo a plena luz del día por los barrios de Córdoba, filmándose y sin que nadie los controle.

    “Nosotros recibimos denuncias puntuales en la Alcaidía por esta cuestión siempre desde los barrios vienen por este lugar y a lo primero que acuden es a la Policía”, reconoció ante la consulta de este medio el jefe de esa repartición, comisario Atilio Bernabei. “Cuando intervenimos, lo hacemos por conducción peligrosa y sanciona el comisario como primer juez de Faltas”, remarcó el funcionario policial.

    “No tenemos ningún registro oficial de denuncias en ese sentido desde los barrios, no tenemos conocimiento de que esto suceda”, dijo por su parte a Día a Día el director de Tránsito de la comuna, Sergio Estrada.

    Lo cierto es que, más allá de que tanto las fuerzas de seguridad como así también la Municipalidad a través de la Dirección de Tránsito tienen pocos o nulos registros oficiales sobre la actividad ilegal, las llamadas que ingresan al 101 por parte de los vecinos y los testimonios recogidos por Día a Día en los barrios indican otra cosa muy distinta (ver En el Marqués...), sin contar con los contundentes testimonios que figuran en YouTube.

    Controles, más nada que poco. Los funcionarios municipales consultados por Día a Día se mostraron sorprendidos de que esta situación existiera. “Hemos actuado en casos puntuales, pero que en los barrios se generen así, a plena luz del día, no lo conocíamos, me estoy enterando”, dijo Estrada ante la consulta de este medio. “Tuvimos llamados de la Policía para ayudar en un control, pero que llamen a la Municipalidad o a Tránsito es muy raro. Sólo recuerdo operativos en el Parque Sarmiento muy puntuales”, se sinceró ante Día a Día un inspector que participa continuamente de los operativos de motocicletas. Los controles de la comuna están básicamente centrados en puntos fijos en los que se secuestra un promedio de 60 a 70 motos por día (cuando éstos funcionan) y por cuestiones de papelería.

    “Se hace complicado estar a la caza de estos grupos, que se convocan rápido y se termina todo allí”, reconoció Estrada. “El problema es que a estas contravenciones hay que agarrarlas en flagrancia, y para eso se necesita la colaboración de todos”, señaló a Día a Día el comisario Alberto Gómez. Desde el año pasado, picar se ha convertido además en un delito.

    Con una Muni limitada, y una Policía que sólo actúa ante el llamado de algún vecino, la situación es más que complicada para aquellos peatones y automovilistas (que incluso se ven que circulan como todos los días por sus barrios en los videos de YouTube colgados por los motoqueros) que “sin comerla ni beberla” podrían terminar seriamente afectados por una actividad ilegal que crece en los barrios sobre la base de nulos controles.

    “Una buena salida y opción para los vecinos sería que nos notifiquen de estas actividades en el cuarto piso de la Municipalidad, en la Dirección de Tránsito, o bien que se dirijan a los CPC para que se puedan coordinar acciones conjuntas con la Policía”, recomendó Estrada.
    ¿Será suficiente o habrá que esperar a que un muerto haga reaccionar a todos?    

    ¿Qué te produce este tema?

    Comentarios

  • © 2009 - 2014 Todos los derechos reservados.