?>
Policiales

La lluvia ya suma 61 muertos en Brasil

Advierten que hay tres mil casas en riesgo de derrumbe. Siguen las tareas de rescate.

El paraíso se transformó en infierno cuando las lluvias se hicieron deslizamientos y provocaron al menos 61 muertos en el estado brasileño de Río de Janeiro. Fuentes oficiales advirtieron sobre posibles nuevos deslizamientos de tierra e informaron que hay unas tres mil viviendas en riesgo de derrumbe.

Tras la tragedia, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, interrumpió el viernes sus vacaciones para realizar una conferencia telefónica con su Gabinete, y ayer a la mañana llamó al gobernador fluminense, Sérgio Cabral, para estar al tanto de la situación.

La mayoría de las muertes se registraron en una posada de Ilha Grande, la mayor de las islas del municipio de Angra dos Reis, a 151 kilómetros de la ciudad de Río de Janeiro, capital del Estado.

Un repentino deslizamiento de tierra aplastó allí la elegante posada Sankay en las primeras horas de este año, tras lo cual los rescatistas hallaron unos 41 cadáveres entre sus escombros.

En esa playa turística, donde había al menos cinco desaparecidos, medio centenar de bomberos buscaba sobrevivientes o más cadáveres sepultados, con la ayuda de perros rastreadores.

Veinte más en Río. Otra veintena de muertes se registraron en la capital estatal y sus alrededores, con lo que el número total de muertos era de 61 hasta ayer a la tarde.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo