?>
Córdoba

La ley seca depende de los intendentes

Por más que la Legislatura apruebe la norma, será necesaria la adhesión de los municipios. Se intenta llegar a un acuerdo para unificar los horarios.

El proyecto acuñado por las bancadas radicales en el Concejo Deliberante de Córdoba y en la Legislatura provincial que pretende sancionar una ley para prohibir la venta de alcohol después de las 5 de la mañana, deberá pasar una prueba de consenso para que se vuelva aplicable y cumpla el objetivo que busca.

Así lo entendió la casi veintena de intendentes que el lunes se reunió con el ministro de Gobierno, Carlos Caserio, en el seno de la Mesa Provincia-Municipios. En esa reunión se resolvió conformar una mesa de trabajo integrada por representantes de los tres foros de intendentes, que tendrá la misión de formular una propuesta teniendo en cuenta la opinión de todos los sectores involucrados en la temática.

"Lo que se dejó en claro es que si se sanciona una ley, será necesario que todos los municipios adhieran para que tenga vigencia", señaló Daniel Salibi, intendente de Mendiolaza. "Este consenso va a ser fundamental para que la norma sea efectiva, porque si un municipio adhiere pero otro no, los jóvenes irán de un lado al otro y no se solucionará la problemática", aseguró el radical.

La propuesta no sólo incluye la veda en la venta alcohólica después de las 5 de la mañana, sino que también pretende "bajar el horario de cierre de los boliches", según dijo Salibi, con el objetivo de acortar la duración de las llamadas "previas": cuando los jóvenes se reúnen en bares o en casas particulares para tomar y divertirse.

Pero antes de tomar decisiones, la intención de los mandatarios es "consensuar no sólo con los demás intendentes, sino con organizaciones, universidades, actores de la sociedad civil, para que haya un compromiso general" para enfrentar la problemática.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo