?>
Córdoba

La garrafa provincial todavía se hace desear

Sólo las están vendiendo a $ 16 algunas pocas plantas fraccionadoras. Los distribuidores barriales la siguen comercializando a $ 25, y $ 30 a domicilio.

La subsidiada garrafa provincial todavía es una figurita difícil de conseguir. Ayer, sólo algunas fraccionadoras las estaban comercializando al público al precio acordado de 16 pesos, mientras que otras plantas todavía no habían podido abastecerse del gas dispuesto por el Gobierno provincial merced a la falta de envases.

"No estamos recibiendo la garrafa de 16 pesos. Mi proveedor sólo me manda garrafas a 17 pesos de costo, con lo cual no me queda otras que venderlas a 25 pesos al público, y a 30 pesos a domicilio", explicaba ayer Antonio Martín, titular de Imeli Gas. Según los distribuidores barriales, sólo algunas plantas fraccionadoras estaban comercializando la garrafa de 10 kilos a 16 pesos, sin abastecer a los negocios más chicos.

Desde el Ministerio de Industria, señalaron que la cantidad de gas disponible ya supera las 300 toneladas, y que "poco a poco" las fraccionadoras irían adecuando sus logísticas comerciales para proveer a sus redes de distribución minorista. "Sucede que algunas fraccionadoras no están pudiendo acceder al gas en bloque subsidiado por la Provincia porque no tienen envases para recargar", explicaron.

Hasta ayer, había una decena de plantas fraccionadoras que había adherido al registro abierto por el Gobierno para acceder al gas subsidiado, pero no todas habían podido hacer uso de dicho recurso. Con ello, la posibilidad de conseguir una garrafa a 16 pesos seguía siendo muy complicado. "También están faltando tubos de 45 kilos. La falta sólo se siente menos porque dejó de hacer tanto frío", entendió Martín.

La Provincia ha garantizado unas dos mil toneladas de gas a valor subsidiado, suficiente para llenar 200 mil garrafas de 10 kilos. El costo fiscal que asume el Gobierno llega a los cinco millones de pesos. Las fraccionadoras deben retirar el gas de la planta que YPF posee en la localidad de Montecristo.

Límite a la venta. Por otra parte, ayer el Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba aprobó la modificación de la ordenanza 7272, estableciendo que las e de servicio que vendan garrafas de gas licuado "en ningún caso pueden almacenar volúmenes superiores a 500 kilogramos, en garrafas de hasta 15 kilogramos de capacidad cada una". Asimismo, no podrán acumular mas de 20 garrafas vacías, debiendo respetar la reglamentación que establezca el Departamento Ejecutivo Municipal.

Por otro lado, queda prohibida la venta de garrafas de gas licuado en talleres, garajes y locales industriales que tengan cualquier tipo de instalación mecánica, o cuya actividad requiera el uso de fuegos abiertos, como así también locales internos de galerías comerciales.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo