?>
Deportes

La Copa, en la mano

Copa América 2011. Ayer se sorteó el torneo, que pasará por Córdoba el año que viene. Argentina está en el Grupo A y jugará un partido en el Kempes.

“Es un sueño concretado llevar la Copa América por distintos lugares del país y que sus habitantes puedan vibrar desde antes de que se jueguen los partidos”. La palabra es de Julio Humberto Grondona. Lo dijo ayer, en el sorteo de la Copa América 2011 realizado en el Teatro Argentino de La Plata, que se disputará en Argentina, nuestro país.

Y allí, de alguna forma, se grafica lo que por años y años pidió el fútbol del interior del país: participar. La Copa América le permitirá a todo el país tener el torneo a mano. Sentirlo en sus canchas. Recibir a grandes equipos. Y, de paso, ver de cerca un certamen importante. Como Córdoba, claro. Que tendrá el enorme placer de recibir a selecciones como Brasil y Paraguay. Y, también, mirar de cerquita al Checho Batista, a Messi y compañía. Un lujazo.

El juego inaugural del torneo será entre Argentina y Bolivia, el 1 de julio, a las 19.15, en el estadio de La Plata, un día antes de lo originalmente previsto. La final, por su parte, se disputará el 24 de julio en el estadio Monumental de River.

Argentina, Colombia, Japón y Bolivia formarán el Grupo A; Brasil, Paraguay, Ecuador y Venezuela el B; y Uruguay, Chile, México y Perú el C. Clasificarán a la próxima ronda los dos mejores de cada zona y los dos mejores terceros.

Por novena ocasión la competición de selecciones más antigua del mundo se disputará en tierras argentinas y tendrá como sedes a Mendoza, Córdoba, Buenos Aires, San Juan, Jujuy, La Plata y Santa Fe.

El camino argentino. Los dirigidos por Sergio Batista tendrán un primer encuentro, en principio, accesible frente a los bolivianos, quienes vienen de quedar afuera del Mundial de Sudáfrica. En segundo lugar, Argentina deberá jugar con Colombia, que no tuvo una buena eliminatoria y no pudo conseguir ninguna de las cinco plazas que otorga Sudamérica para los mundiales. En último término, la Selección se medirá con Japón. Los asiáticos participaron de la última cita mundialista y quedaron eliminados en octavos de final ante Paraguay por penales. Ése encuentro será disputado en la Docta, el lunes 11 de julio, a las 21.45, en el Mario Kempes. Para ir agendando.

“Hay que destacar los esfuerzos de las autoridades provinciales y de los dirigentes deportivos para que esta organización esté avanzando hacia el 2 de julio del año próximo tal como estaba previsto”, destacó Julio Grondona, el presidente de AFA. “Esta Copa América es uno de los torneos más importantes después de los mundiales y estamos seguros que será una fiesta para todo el fútbol continental”, resaltó, finalmente, el también vicepresidente primero de la FIFA.

Fue una fiesta. La introducción del sorteo de la Copa América que se realizó ayer en el Teatro Argentino de La Plata contó con imágenes de los distintos países participantes, grupos de baile y canto autóctonos, dentro de un marco de gran colorido. Las presencias de autoridades gubernamentales, dirigentes del fútbol y entrenadores, tal el caso del argentino Sergio Batista, rodearon a una ceremonia embellecida por el magnífico Teatro Argentino. La impecable conducción de Sergio Goycochea, integrante del equipo que ganó las dos últimas copas América para Argentina en Chile 1991 y Ecuador 1993 tuvo su correlato en las interpretaciones musicales de Jairo y Julio Zenko, que abrieron y cerraron el espectáculo del sorteo.

Una hora y media de presentación tutelada por la mascota de la Copa (un ñandú vestido con la camiseta argentina) le dieron el puntapié inicial a un torneo de selecciones que vuelve a la Argentina después de 24 años y se distribuirá en ocho sedes, a lo largo y lo ancho del país

Los más ganadores. Argentina y Uruguay, con 14 títulos cada uno, son los máximos ganadores del torneo de selecciones más antiguo del mundo. Brasil ostenta ocho coronas, incluyendo cuatro de las cinco últimas, Paraguay y Perú dos cada uno, y Colombia y Bolivia una cada uno.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo