?>
Córdoba

La ciudad se ahogó otra vez en un vaso

El 25 por ciento de Córdoba estaba anoche sin luz. Ayer hubo calles cortadas, casas inundadas, árboles caídos, protestas y cortes de avenidas.

Cuando la ciudad de Córdoba todavía no se reponía de la tormenta del lunes, ayer cayó otra y dejó a muchos barrios sin luz, otros quedaron anegados, hubo casas inundadas, calles como ríos, autos con agua a la mitad, otros abollados por la piedra, pozos ciegos desbordados, árboles caídos, protestas, cortes de calles, una toma de un terreno y comunicaciones telefónicas y transmisiones de radios caídas. La ciudad se hundía por una lluvia.

Jesús Almada, director de Defensa Civil de la Municipalidad de Córdoba informó anoche a Día a Día que no había evacuados, que habían abierto los desagües de los barrios Argüello y Rosedal para que baje el nivel del agua, que había patrullas de la Policía de Tránsito en la Costanera y recomendó no salir de la casa si no era absolutamente necesario. Además, contó que en Villa Urquiza y en Los Granados había viviendas anegadas porque en el Canal Maestro Sur se produjo un efecto de embalse. Por otro lado, informó que habían recibido “muchos llamados” por cables caídos en la vía pública.

Anoche estaban sin luz los barrios Cofico, Alberdi, Alto Alberdi, Urca, José Hernández, Argüello, Argüello Lourdes, Villa Belgrano, Marqués, Marqués Anexo, Los Bulevares, Yofre y Providencia, entre otros. Adrián Calvo, vocero de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) admitió anoche que había 90 distribuidores fuera de servicio y un 25 por ciento de la ciudad sin luz.

También llovió mucho en el sur de la ciudad donde un grupo de vecinos cortó el tránsito ayer para reclamar obras que eviten las inundaciones como la que anegaron al menos 70 viviendas. La protesta, con quema de cubiertas, se realizó en barrio Villa San Carlos, sobre la avenida O’Higgins. Víctor Villegas, representante de los vecinos, reclamó “una solución técnica definitiva al problema” de las inundaciones por la tormenta, que además tiró árboles y carteles.

Anoche todavía había vecinos limpiando sus casas. Villegas, de 49 años y con tres hijos, contó a Día a Día que su casa, como muchas otras, tuvo 30 centímetros de agua y que se desbordó el pozo ciego. Además, estaba preocupado por la estructura de su vivienda porque tiene rajaduras en las paredes y teme que cedan los cimientos porque “el techo se despegó de las paredes” por las lluvias.

Muchos de los vecinos evacuaron a los chicos a la casa de algún pariente por miedo a que haya cables sueltos y para poder limpiar tranquilos los hogares embarrados.

Por otro lado, entre 50 y 60 vecinos de Villa Pigüé tomaron ayer por algunas horas un terreno en la calle Tres de Arroyo en reclamo por las inundaciones que se produjeron en sus viviendas. Los vecinos se instalaron en un sitio baldío y pidieron la presencia de alguna autoridad municipal para que solucione el anegamiento que se produjo en las casas precarias de la villa. La protesta se levantó a la tarde, tras presentarse miembros de la Cooperativa Luz y Fuerza a la que pertenece el terreno, que dialogaron con los vecinos.

Además, se produjeron otros dos cortes. Por un lado, se interrumpió el tránsito en la calle Agustín Garzón frente a Villa La Maternidad en reclamo de las viviendas de 24 familias que resultaron damnificadas por el ingreso de agua.

Por otra parte, vecinos de Villa el Milagro cortaron la Av. Sabattini frente al Hipermercado Libertad, en reclamo por las complicaciones que sufren cada vez que llueve y por el desborde de los desagües.

.........................................

Fuerte lluvia, granizo, viento y promesas para Carlos Paz
Luego de los 52 milímetros de lluvia, el viento y el granizo que cayó ayer en Carlos Paz, el saldo era de unos 25 árboles caídos, anegamiento de calles, voladuras de techos y agua en domicilios, aunque sin evacuados ni heridos.
Según el mayor Colino, de la Policía, “hubo autoevacuación de vecinos por la tarde, pero cuando el agua fue bajando, regresaron a sus domicilios”.
El mismo Colino señaló que la tormenta duró 20 o 25 minutos, pero fue de gran intensidad.
El Gobierno de la Provincia de Córdoba prometió anoche en un comunicado que los damnificados recibirán alimentos, colchones y otros elementos para paliar la situación. Además, hoy por la mañana, dos motoniveladoras de la Provincia serán destinadas para mejorar los accesos al sector.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo