?>
Córdoba

La burocracia secó la Upas de Villa Unión

El dispensario fue inaugurado hace tres años, pero nunca se conectó a la red de Aguas Cordobesas. Desde diciembre, no sale nada de las canillas.

Botellitas y bidones vacíos se acumulaban en la cocina del dispensario de Villa Unión. “No tenemos insumos” rezaba el cartel de uno de los vecinos apostados en la entrada. El panorama de ayer en la Unidad Primaria de Atención de la Salud (Upas) número 12 parecía el desierto del Sahara: ni una gota de agua y un calor intenso.

Cansados de soportar esta situación, los vecinos tomaron el establecimiento y pidieron una solución: que se restablezca el servicio del agua pero en forma permanente.

“Hace tres años, (José Manuel) De la Sota construyó el edificio del dispensario sin la conexión de agua. Al servicio lo obteníamos del Ipem 296 que tenemos cerca. El problema es que el secundario nos cerró la llave de paso. Desde ese momento, los médicos tienen que llevar sus propios bidones”, dijo a Día a Día Sonia Ledesma, una vecina.

Ayer por la mañana, un grupo de 30 afectados tomó el establecimiento portando pancartas. Todos denunciaban la falta de insumos y pedían una respuesta.

Pasado el mediodía, el director de Atención Primaria de la Salud de la Municipalidad de Córdoba, José Mántaras, se presentó en el dispensario y prometió soluciones. Un par de horas después, desde la Muni informaron que los empleados de Redes Sanitarias habían realizado la conexión, por lo que el problema quedaría subsanado hoy.

Hizo agua. El problema con el abastecimiento del agua en el dispensario ubicado en la calle Atilio Cattáneo de Villa Unión surgió por una “conexión alternativa”, según explicó Mántaras. “La Upas estaba vinculada a una conexión provisoria de agua desde el colegio secundario. Durante estos meses abastecimos  con cisternas”, explicó Mántaras.

Según la vecina Ledesma, durante los meses que duró el corte ciertas atenciones se vieron resentidas: “Los médicos y las enfermeras atienden hasta las 9, en lugar de hasta las 16. Sólo se asisten emergencias. No tenemos odontología ni insumos básicos”, remarcó.

Maldita burocracia. Funcionarios de Salud de la comuna aseguraron que en febrero del 2007, es decir hace dos años, iniciaron el trámite de conexión. Sin embargo, éste nunca se terminó. “No logramos concluir el trámite con Aguas Cordobesas”, aseguró Ana Salomone, una de las directivas de Atención Primaria.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo