?>
Deportes

La B del interior

Central descendió y Atlético Rafaela no pudo en La Plata. Buenos Aires copa el fútbol de Primera.

El poder se concentra más y más. El dinero, las comodidades y privilegios son propiedad de un sector bien delimitado. Las distancias entre la metrópoli y el interior se hacen cada vez más palpables. Todas estas características que nos transportan a esas clases de historia del secundario y que nos recuerdan la vieja lucha interna entre unitarios y federales vuelven a decir presente en el fútbol argentino. Un fútbol criollo que, decididamente, es cada vez más unitario en el año del Bicentenario.

Las Promociones entre los equipos de Primera División y la B Nacional que se cerraron ayer terminaron de confirmarlo. Buenos Aires manda. El dios fútbol atiende en la provincia más grande.

Primera prueba. El humilde All Boys le pintó la cara a Rosario Central, en el mismísimo Gigante de Arroyito y lo mandó a la B. Sí, el equipo de Floresta goleó 3-0 al Canalla (se impuso 4-1 en el resultado global) y volverá a jugar en la categoría de elite de nuestro fútbol tras 30 largos años. Marcelo Vieytes, el ex Belgrano Mariano Campodónico, quien ya había ascendido con el Pirata y San Martín (T), y Cristian Vella marcaron los goles del conjunto de José Romero. Por su parte, Central retornará a los torneos de ascenso, luego de 26 años. Y, claro, el eterno rival Newell˜s lo festeja.

Segunda prueba. Gimnasia de La Plata derrotó 3-1 al Atlético de Rafaela (venció 3-2 en el global) y mantuvo la categoría. Marco Pérez (2) y Álvaro Ormeño anotaron los tantos del Lobo, mientras que Oscar Carniello el de la Crema.

De esta manera, la ecuación será la siguiente la temporada que viene. En Primera División, 16 de los 20 equipos participantes serán de Buenos Aires. Los del interior, solamente cuatro: el propio Newell˜s, Colón de Santa Fe, Godoy Cruz de Mendoza y Olimpo de Bahía Blanca. No cierra demasiado, ¿no?

En tanto, la B Nacional tendrá 15 equipos federales (entre ellos Belgrano e Instituto) y tan sólo cinco unitarios. En este caso, resulta más sencillo nombrar los escasos representantes bonaerenses que tendrá la categoría: Almirante Brown, Deportivo Merlo, Ferro, Defensa y Justicia y Chacarita Juniors. Lo que falta en la B, sobra en la A señores.

La CAI, de promoción. Los del Sur igualaron 2-2 ayer con Santamarina y, con un empate en la revancha, seguirán en la B. Hubo serios incidentes tras el duelo. El cuestionado árbitro Pablo Díaz se tomó a golpes de puño con un hincha local.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo