?>
Deportes

Instituto-Talleres: No te dejan en banda

Los carrileros pintan para ser la clave del clásico del lunes, a las 21, entre Instituto y Talleres. Gagliardi y Cardozo, de la Glo, y Quiroga y Cabrera, de la T, ya juegan el derby.

Está el juez Cristian Faraoni a punto de dar el pitazo inicial. Es lunes. Pasaditas las 21 en la noche de Alta Córdoba. Alejandro Gagliardi levanta apenas la mirada y lo tiene frente a sus ojos a Matías Quiroga. Lo saluda con cara de malo. Como si toda la semana hubiera tenido una foto suya pegada en la pared del vestuario de Instituto. Sabiendo que será su máximo enemigo. El número 1. Quiroga también lo mira. Lo repasa. “A este me lo como”, murmura. Del otro lado, cruzando el círculo central, Diego Cardozo y Martín Cabrera también se relojean. El volante por izquierda de la Gloria se acomoda el pantalón. Escucha la última indicación de Jorge Ghiso. Cabrera, en tanto, se acomoda el pelo. Y algo le dice. “No vayas tanto, eh”, se avisan mutuamente.

Ya se juega el clásico, señores. En la cabeza de los técnicos. En el corazón de los hinchas. En los bares. En la esquina. En todos lados. Y claro, cada uno querrá sacar su máximo potencial. Ganar el lugar clave, desde donde poder generar una victoria que seguramente será híper festejada. Y parece que ese espacio deseado son las bandas. En la espalda de los carrileros estará la llave para quedarse con un derby que tiene a Instituto y a Talleres con la cabeza en lugares diferentes. El Albirrojo, soñando con que puede meterse en la real lucha por un ascenso. La T, en tanto, juntando puntito con puntito para alcanzar a Almagro y salir por fin de la zona de descenso directo.

Los protagonistas de esos duelos son Alejandro Gagliardi y Matías Quiroga, por un lado; y Diego Cardozo y Martín Cabrera, por el otro. El primero, con más marca. El segundo, con los ojos en el arco rival.

Gagliardi-Quiroga, duelo I. “Va a ser una lucha difícil, complicada. Por esos sectores va a estar la clave del partido. El que pueda ganar por los costados va a ser el equipo que va a generar más peligro y riesgo. Nosotros siempre intentamos desbordar. Es uno de nuestros fuertes. El que gane el medio va a ganar el clásico”, aventura bien seguro Gagliardi. El volante derecho de Instituto es uno de los elementos de mayor desequilibrio del equipo de Ghiso. Además, su permanente ida y vuelta le permite transformarse en lateral derecho cuando su equipo defiende. Una tarea similar a la que realiza Quiroga en el esquema de su DT, Raúl Peralta. “Creo que a mi juego tendría que agregarle mejor trato con la pelota. No solamente tirar para adelante y meter centros. A lo mejor me falta eso, quiero gambetear para sacarme jugadores de encima”, expresa Quiroga, quien reconoce que su posición le genera un “mayor sacrificio”.

Gagliardi, por su parte, se anima a decir que Quiroga va a sufrir mucho con sus subidas: “Ya he jugado un par de veces contra Quiroga y es un muy buen jugador. Pero él se va a tener que preocupar más por mí que yo por él. Va a ser un lindo duelo… Y lo voy a terminar ganado yo”.

Cardozo-Cabrera, duelo II. Con menos marca que los anteriores, Diego Cardozo y Martín Cabrera buscan más el arco rival. Son, en muchas ocasiones, definidores de situaciones. “La característica nuestra es la velocidad. Ellos son más lentos. Creo que ahí podemos sacar una gran ventaja. El mediocampo va a presentar mucha lucha, pero nosotros nos diferenciamos por tener más juego que nuestros rivales. Por intentar ir al frente y este partido va a ser igual”, afirma Cardozo. “Será durísimo. Vamos a tener que estar muy despiertos en todo momento y no dar ninguna pelota por perdida”, agrega Cabrera.

Cardozo, en tanto, expresa que esa constancia ante el arco rival es un pedido expreso de Ghiso. “El técnico nos pide siempre que lleguemos al área y terminemos las jugadas. Por suerte tanto el Ale (Gagliardi) como yo hemos tenido mucha presencia en el área en el torneo. Ojalá que ante Talleres se nos dé el gol a alguno de los dos. Sería bárbaro”, expresa el zurdito ex River.

“Tuve situaciones contra Belgrano y no se dio. Espero que sea ante Instituto”, arremete Cabrera.

Ya se palpita el clásico. Y, al parecer, por las bandas pasará gran parte de su destino.

Presentaron la Copa Franco Giustetti
El pasado jueves 30 de mayo fue presentada la Copa Franco Giustetti, que será entregada al ganador del clásico del lunes entre la Gloria y la T. La misma se realizó en la Secretaría de la Juventud y contó con la presencia de dirigentes de ambas instituciones. Además, estuvieron los jugadores Pablo Frontini (Instituto) y Federico Lussenhoff.

El trofeo homenajea a Giustetti, un joven de las inferiores de Instituto que falleció en un accidente automovilístico hace unas semanas. “La recaudación y el nivel de importancia futbolística e institucional están a la vista. Cuando uno mira la repercusión, la importancia de este partido, se da cuenta de que se enfrentan dos grandes de Córdoba. Queremos que sea una fiesta deportiva. Se trabaja toda la semana para que las cosas salgan bien en 90 minutos. Esperemos que sea en paz”, expresó Juan Carlos Barrera, presidente de la Gloria.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo