?>
Deportes

Instituto: hay un Román para jugar

Se acordó con Román Díaz, un zurdo que puede jugar de 10 y de volante por izquierda.

“Estamos prácticamente retirados del mercado de pases de la B Nacional. Si aparece algo que nos interese o si tenemos algún problema con los muchachos del actual plantel, veremos qué hacemos. El equipo y el cuerpo técnico trabaja con suma tranquilidad aquí en Villa Gesell, así que está por verse si llega algún refuerzo más”. Palabras de Oscar Groba, miembro de la subcomisión de fútbol de Instituto, que está a la par de los muchachos en la costa.

Y apareció “algo” nomás. Ese “algo” es alguien: se trata de Román Díaz, volante zurdo de 28 años, que en la última campaña estuvo en Almagro. Puede jugar de enganche y de volante por la izquierda. “Nos interesó, nos pareció un buen refuerzo y fue del agrado del técnico Marcelo Bonetto”, indicó anoche, a última hora, a Día a Día el mismo Groba.

Hoy o mañana Díaz estará en Gesell. Llega a préstamo por una temporada. Surgió en las inferiores de Chacarita Juniors, club en el que debutó en 2001. Su primer gol se lo hizo a... Talleres. Luego pasó por San Lorenzo, Lanús, Rosario Central, Atlas de México, Deportes Quindio de Colombia. Jugó Copa Libertadores y Sudamericana. En total, tiene 118 partidos como profesional y marcó 16 goles. Es el hermano del Rengo Rodrigo Díaz, que jugara en Independiente. Su experiencia es lo que más sedujo a Bonetti y a la dirigencia.

Y otro “algo” que apareció es otro alguien: Gastón Caprari. ¿Lo tenés en la memoria, hincha de Instituto? Es un delantero formado en las inferiores del club y que debutó en 2003. Comenzó a alternar en el equipo titular cuando la Glo estaba en Primera, en 2004. Tuvo más continuidad en la campaña siguiente, en la 05/06, tras la cual Instituto descendió a la B Nacional. Por sus buenos rendimientos, fue transferido en 2006 al Pumas Morelos mejicano, donde hizo 22 goles en 51 partidos. Su último paso fue por el Elche de España (1 gol en 11 partidos). En Instituto jugó en total 34 partidos y marcó seis goles. 

“Queremos saber en qué condiciones está Caprari. Luego responderemos si lo consideramos o no”, explicó Groba. La ventaja de Caprari es que es un chico de la casa. La desventaja de su posible contratación es que en el puesto de delanteros, el equipo tiene a Silvio Romero, Leandro Zárate, Diego Nadaya y Ramón Ábila, más los pibes Correa y Martínez. La situación de Caprari, a su vez, dependerá de lo que suceda con Jerónimo Morales Neumann, que en los próximos días respondería por su continuidad en Instituto. 
Ayer se sumaron al plantel en Gesell el volante Martín Zapata y el defensor Gustavo Caamaño.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo