?>
Ocio

Iñaki Urlezaga: Me gusta estar presente en mi país

El famoso bailarín argentino se presentará esta noche en Villa Dolores.

Como aquel príncipe que silba bajo y no cuenta sus victorias, pero donde va recibe honores, así se lo puede imaginar a Iñaki Urlezaga. Un platense que recorre los escenarios más famosos del mundo, es ciudadano ilustre en varias urbes de nuestro país y recibe premios por doquier, pero cuando puede regresa a su ciudad natal para ver a su familia. Este artista consagrado en todos los continentes se presentará hoy en nuestra provincia. Después de bailar en España con entradas agotadas en el tradicional  teatro de Madrid, el artista desplegará su talento en Villa Dolores, como parte de la gira argentina.

–Estuviste en Mar del Plata presentando “Siempre Buenos Aires”y “Games”. ¿Qué tienen de especial estas obras?
–Bueno, son obras populares que me gustan mucho y además tienen una estructura escenográfica que puede ser muy bien acompañada por una planta de iluminación moderna como la que tenemos y que acompaña muy bien el medio natural.

–¿Estas obras son las que vas a traer a Villa Dolores?
–No, a Córdoba voy a llevar Bolero de Ravel, que es una obra de estilo neoclásico contemporáneo, con una coreografía muy innovadora. No tiene argumento, pero sí un hilo conductor que es el amor entre un hombre y una mujer, yo y mi partenaire, y en torno a ellos gira el resto de la compañía. Esta obra no es sólo rica en cuanto a su coreografía y su música, sino también en lo que a la escenografía se refiere.

–¿Y cómo sigue la gira en el interior?
–Voy a estar en Merlo, San Luis, y después me vuelvo a Buenos Aires. Siempre estoy viajando.

–Sí, pero a pesar de que tenés alma de viajante, siempre volvés a tus orígenes y te das una vuelta por Argentina.
–Sí es verdad, uno trata de estar presente en mi país también, y la carrera se te va de las manos, siempre estoy viajando pero vuelvo para apoyar desde este lugar el arte y es mi mayor preocupación.

–Y esa especie de dualidad se ve tu carrera. Un día estás haciendo “Games” en nuestro país y mañana estás con “Tango” en China.
–Sí, esto se puede lograr repartiéndome con mucha organización y sin errores en las fechas de la agenda. Lo más importante es el profesionalismo con el que uno trabaja. Creo que es eso lo que vale y perdura a lo largo del tiempo.

–¿Y cómo te sentís con la diversidad musical, bailar con la música de Santaolalla que es más popular, y después en la siguiente obra tenés a un Vivaldi?
–Uno puede realizar toda aquella obra que considera importante y que aparentemente no tiene un hilo conductor pero sí internamente para el artista. Creo que es parte de la diversidad y de ir renovándose constantemente. Sino, uno haría siempre lo mismo.

–Y siguiendo con volver al origen y a lo popular, ¿te parece que el ballet es ya es popular en Argentina?
–Creo que el ballet tiene una sola manera, ni popular ni de elite. Es un arte que trasciende fronteras, clases sociales, idiomas, y me da un gran placer que el público se acerque y lo disfrute cada vez más. Sino, no se acercarían tanto a la costa atlántica cada vez que hay estos tipos de espectáculos.

–Tu anhelo siempre fue llevar la danza por todo el mundo. ¿Esta es una meta cumplida y ya estás tranquilo?
–No, uno nunca termina de cumplir metas y quiere seguir haciendo cosas nuevas, creo que es la mejor manera de seguir con lo que uno eligió para su vida.

–Entre idas y vueltas, ¿te instalaste en Holanda?
–No, estoy ahí por mi trabajo, voy y vuelvo constantemente. En Holanda el público y la prensa me miman y me respetan mucho; además estoy muy contento porque puedo trabajar con mi compañía argentina en forma internacional, y con la cual tenemos una relación fantástica.

–Hablando de la compañía, en este 2010 vas a cumplir 10 años con “Ballet Concierto”. ¿Cómo se siente y cómo se llega a esto?
–Se siente muy bien, con mucho sacrificio y muchas ganas de seguir trabajando. Con todo lo que implica llevar una compañía adelante, ya que es un gran compromiso y una gran dificultad, imaginate que no recibimos ninguna ayuda económica.

–¿Hay Urlezaga para rato o te pensás retirar como Julio Bocca?
–No, voy a seguir trabajando mucho y no pensé retirarme.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo