?>
Policiales

Iban de vacaciones y murieron en un choque

Un suboficial y su beba de 4 meses perdieron la vida en la ciudad de Giles.

Tres personas murieron, entre ellas una beba de 4 meses, y dos resultaron heridas al chocar de frente dos autos en la ruta nacional 7, a la altura de la ciudad bonaerense de San Andrés de Giles.

El accidente se produjo a las 4.30, en el Kilómetro 92 de la ruta, frente a la Estancia La Vanguardia, donde colisionaron un Citroën ZX y un Fiat Uno, el cual, tras el impacto, se incendió totalmente.

El conductor de este vehículo, identificado como Fabián Cueto (43), quien viajaba solo, era oriundo de la zona y trabajaba como maestro en una escuela especial.

El docente, quien según dijeron algunos testigos venía por la ruta zigzagueando, murió calcinado dentro del auto.

En tanto, de los cuatro ocupantes del Citroën fallecieron Maximiliano Sánchez (30), un suboficial de la Policía Federal que trabajaba en la comisaría 43, y su hija Camila, de 4 meses, quien por el choque salió despedida del auto.

La esposa del policía, Verónica Echirigliasi (30), permanecía ayer internada en el Hospital de San Andrés de Giles, adonde llegó lúcida. De todas maneras, debió ser sometida a una operación porque sufrió el estallido del intestino. "Ya está fuera de peligro, estable, pero sigue en terapia intensiva. Hay que esperar la recuperación porque es una cirugía un poco complicada, se pueden liberar bacterias y hay que ver cómo evoluciona", explicó María Ángeles Pellegrini, responsable de la guardia médica.

Hermanita sola. En tanto, la hermanita de la beba muerta, Agostina (5), "tuvo una hemorragia digestiva, raspones y un corte en la cabeza", pero permanecía durmiendo en una sala común a la espera de que llegaran sus familiares.

"Estaba muy asustada cuando llegó, pedía por el papá, la hermana, la abuela, pero no le podemos solucionar nada. La mamá está en terapia y por ahora no tenemos a nadie que esté al lado de ella para consolarla", agregó Pellegrini.

Sin saber lo que ocurrió con el resto de su familia, la pequeña de 5 años le contó a los médicos que, cuando sucedió el accidente, ella estaba durmiendo y que de repente se encontró en el piso. "La nena contó que se iban de vacaciones a Mendoza, que quería ver la montaña. Ella decía ‘Camila, Camila˜. Nosotros no sabíamos que había un bebé, pero llamamos a la Policía y nos dijeron que estaba muerto en la ruta", relató afligida la médica.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo