?>
Córdoba

Giaco convocó a "funciolimpiadores"

La Municipalidad recibió 150 reclamos por los destrozos que ocasionó el viento. Además, muchos vecinos se quedaron sin luz.

El sofocante calorón del domingo dio paso a una tormenta de viento y tierra que se extendió hasta el lunes por la madrugada y que arrasó con árboles, postes, mampostería y carteles en varios puntos de la ciudad. La tarea de limpieza se complicó porque ayer, por ser el día del empleado municipal, las reparticiones sólo trabajaron con guardias operativas.

En total, se registraron más de 150 llamados denunciando daños ocasionados por el viento y Defensa Civil dio respuesta a los reclamos acorde a la cantidad de “manos” disponibles. Por eso, en horas de la tarde, el intendente Daniel Giacomino convocó a todos sus funcionarios para que colaboraran con la limpieza de la ciudad.

Según Jesús Almada, director de Defensa Civil, casi 100 funcionarios municipales y algunos empleados de Higiene Urbana se sumaron al operativo de limpieza. Crese, la empresa municipal de recolección de residuos, aportó seis camiones (una pluma, camiones abiertos y desobstructores de bocas de tormenta) para facilitar la remoción y el traslado de los árboles. Respecto al saldo, Almada puntualizó: “Recibimos más de 150 reclamos en toda la ciudad, desde Villa Warcalde hasta Empalme”.

Además, el titular de Defensa Civil aseguró que se esperaba un día complicado porque “cuando los vientos superan los 60 kilómetros por hora son muchos los árboles de la ciudad que caen”. Esos reclamos encabezaron la lista de denuncias, seguidos por  la caída de columnas de luz, líneas eléctricas cortadas o postes que sólo estaban sostenidos con cables, voladuras de carteles, mampostería y chapas.

Además, durante la tormenta que comenzó el domingo cerca de 21, una mujer resultó herida tras ser golpeada por un cartel que levantó el viento. La señora recibió un duro golpe en la espalda, por lo que fue atendida por el 107 y derivada al Hospital de Urgencias. El accidente ocurrió en barrio José Ignacio Díaz III Sección.

Por otro lado, un vehículo fue aplastado en la calle Fragueiro, entre Colón y Santa Rosa, por mampostería y chapas que se desprendieron de una obra de la zona. Al momento del accidente no había nadie adentro del automóvil, por lo que no se registraron heridos.

Funcionarios a la calle. Varios funcionarios municipales acudieron al llamado de Giacomino para reforzar las tareas de limpieza de la ciudad junto a la gente de Defensa Civil.

“Nos ayudaron mucho relevando los reclamos en la calle, porque nos pasó que perdíamos tiempo atendiendo denuncias menores cuando había otras zonas que necesitaban mayor atención. También colaboraron recolectando bolsas que obstruían las bocas de tormenta”, dijo Almada.

Walter Arriola, secretario de Gobierno municipal, destacó: “El intendente nos convocó por ser un día complicado. Muchos han venido en sus vehículos. Calculamos que durante la semana se van a terminar las tareas de limpieza”.

Luz, de a poco. Desde la Empresa Provincial de Energía (Epec), aseguraron ayer que los problemas de media tensión ya habían sido solucionados y que sólo quedaban por resolver problemas particulares. “No tenemos reclamos por sectores, sino por domicilios, problemas en baja tensión”, explicó Adrián Calvo, vocero de la Epec.

El funcionario agregó: “El cóctel de estos eventos climáticos es árboles caídos sobre líneas de baja tensión, lo que genera cortes de luz en algunos domicilios o manzanas, pero no en barrios enteros”.
...................................................

También en el interior
El paso del fuerte viento provocó daños importantes en otros puntos de la provincia. La situación en Río Cuarto fue similar a la de Córdoba. En la ciudad del sur, las ráfagas de viento alcanzaron los 100 kilómetros por hora y provocaron serios daños.

En el “Imperio” cayeron muchos árboles, postes de luz y de teléfono. El operativo de limpieza fue realizado por varias dotaciones de bomberos voluntarios de Río Cuarto, empleados de la Epec y de Telecom.

En esa ciudad no se registraron heridos, pero los bomberos debieron intervenir para sujetar carteles publicitarios dañados que corrían el riesgo de precipitarse sobre la vía pública.

En tanto, la falta de luz provocada por los daños que causó el viento afectó a buena parte de los vecinos de Salsipuedes. La Municipalidad de esa localidad informó ayer que eran varios los barrios en los que se resintió el  servicio de agua corriente ya que, por los problemas eléctricos, las bombas de los principales pozos no funcionaron.

Los barrios que fueron afectados por la falta del servicio fueron El Bosque, Las Tejas, Oro Verde y Ariel.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo