?>
Policiales

Fuerte vendaval dejó destrozos y cinco heridos

La Calera. Un vecino sufrió la amputación de tres dedos del pie cuando se le cayó encima la tapa de un tanque de agua.

El viento, furibundo, soplando a 80 kilómetros por hora,arrancando techos. Esa furia padecieron desde las primeras horas de ayer los vecinos de las ciudades de La Calera y de Alta Gracia, ubicadas al oeste y al sur de esta capital, respectivamente.

Según informó el meteorólogo de Salsipuedes, Mario Navarro, "el viento oeste que viene de la zona cordillerana, sumando a un sistema de presión baja por las temperaturas, está provocando estas ráfagas intensas de 60, 70 y hasta 90 kilómetros por hora. Mañana (por hoy) continuarán los vientos fuertes en la zona centro de la provincia".

En ciudad de La Calera, a primera hora de ayer, se desataron fuertes vientos, provocando la voladura de tres techos de casas y daños en otras 12 viviendas. Además, cinco personas sufrieron distintas heridas y, por la caída de postes y árboles, se registraron problemas en el suministro de electricidad y agua potable.

El herido de mayor consideración es un hombre que sufrió la amputación de tres dedos de un pie, ya que la tapa de un tanque de agua le cayó encima, aplastándole un pie y provocándole una fractura expuesta.

En esa ciudad, ubicada a 23 kilómetros al noroeste de esta capital, no se dictaron clases y, al cierre de esta edición, trabajan cuadrillas de la Epec para restablecer el servicio. Durante gran parte del día, la Policía Caminera cortó el tránsito a la altura del kilómetro 17 de la ruta E 55, entre el paredón del Dique San Roque y La Calera, debido al desprendimiento de rocas sobre el asfalto.

Las fuertes ráfagas de viento norte, además, provocaron caídas de árboles y postes de energía eléctrica en Alta Gracia, ciudad que estuvo varias horas sin luz.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo