?>
Día Mundial

Fiestón a la española

La llegada de la selección de España. Madrid explotó para festejar el 1-0 sobre Holanda en Sudáfrica.

Fiestón. Un fiestononón, en realidad. España fue una locura ayer. Es que llegó el plantel que logró la Copa del Mundo en Sudáfrica luego de la victoria 1-0 sobre Holanda, con gol de Iniesta. Y Madrid explotó de felicidad. Los 23 campeones, más el DT Vicente del Bosque, cantaron a lo loco por las calles de Madrid.

Los muchachos iniciaron su periplo victorioso a bordo de un autobús descapotado que lucía el rótulo de “Campeones” y la leyenda “El poder de la Roja conquista el mundo. Campeones de la Copa Mundial de la FIFA”.

La primera parada fue en el Palacio Real, donde el rey Juan Carlos agradeció a los jugadores y demás miembros del equipo por “hacer realidad los mejores sueños” y ser ejemplo de “deportividad, nobleza, buen juego y trabajo en equipo”.

El siguiente anfitrión del equipo victorioso fue el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien recibió a los campeones en el Palacio de La Moncloa, la sede del Gobierno.

A continuación, el autobús de la selección española re-emprendió su recorrido por las calles de Madrid, a lo largo de las cuales la multitud, con banderas de España y ataviada con camisetas de rojo y amarillo, le vitoreaba y pedía autógrafos a los jugadores. Del Bosque extendió el éxito “a toda la familia del fútbol”, “desde el club más humilde hasta los más grandes”, y compartió el momento con su hijo Álvaro, con síndrome de down. Era la madrugada española y los festejos continuaban por toda la península ibérica.

Se retiró Paul. El infalible Pulpo Paul se jubila y ya no volverá a pronosticar partidos de fútbol, anunciaron ayer los responsables del acuario Sea Life de Oberhausen, en Alemania. “Se retira con un mensaje de profundo agradecimiento hacia todo el mundo. Tuvo un Mundial de fútbol fantástico”, dijo Tanja Munzig, la vocera del acuario, a pesar de los cientos de pedidos por Internet o por carta para que el pulpo no deje de dar pronósticos. Ah, y aseguraron que no venderán a Paul a España, donde quieren tenerlo para siempre. Paul tiene más de dos años y la vida de estos animales no supera los tres años. Así que a Paul le queda poco, aunque ya tiene un lugar en el corazón de los españoles y un sitio en la inmortalidad mundial.

¿Y Holanda? “Es un poco extraño el recibir homenajes, ya que todavía no hemos superado el golpe”, dijo el técnico Bert van Marwijk. “Especialmente cuando uno deja escapar la victoria a tres minutos del final y luego confía en que todo se decidirá por penales, dado que nuestro arquero (Maarten) Stekelenburg estaba en un excelente momento”. Hoy les darán todos los homenajes a los naranjas.

Y se fue Sudáfrica 2010...

Sumate a la conversación
Seguí leyendo