?>
Mundo

Expulsaron a Médicos Sin Fronteras de Darfur

"La organización esta indignada ante esta decisión, que deja a más de 200.000 de sus pacientes sin cuidado médico esencial", recalcó la ONG.

El Gobierno de Sudán informó ayer a la sección holandesa de la organización internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) que están expulsados de Darfur, indicó este jueves la organización humanitaria en un comunicado de prensa.

La noticia sigue a una orden anterior, emitida el 2 de marzo, en la que se ordenaba a MSF retirar todo el personal internacional de varios de sus proyectos. "La organización esta indignada ante esta decisión, que deja a más de 200.000 de sus pacientes sin cuidado médico esencial", recalcó la ONG. 

MSF fue convocada a una reunión con las autoridades de Sudán poco después del anuncio de la Corte Penal Internacional en relación a la imputación del Presidente Omar el-Bashir. Allí le comunicaron que debía suspender todas sus actividades y preparar a su personal para la inmediata partida del país.  No se dieron otras aclaraciones sobre esta decisión, explica la organización.

La expulsión llega en el mismo momento en el que se ha declarado un brote de meningitis en Kalma, una enfermedad mortal si no es tratada, en medio de un campo de desplazados donde viven actualmente más de 90.000 personas.

También deja alrededor de 70.000 personas sin ningún tipo de acceso a cuidados de salud en Muhajariya, debido al cierre del único hospital del área. Esta decisión fuerza además el cierre de clínicas de salud en Feina y alrededores, donde MSF ofrece tratamiento a un promedio de 3.000 personas por mes.

"MSF reitera firmemente que la organización es completamente independiente de la Corte Penal Internacional, y que MSF no coopera con ella ni le provee ningún tipo de información", indicó la organización. “Es absurdo que nosotros, como una organización independiente e imparcial, nos encontremos atrapados en un proceso político y judicial”, dijo el Director de Operaciones de MSF Holanda, Arjan Hehenkamp.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo