?>
Ocio

Esta es la juventud milonguera 2.0

La nueva generación del tango cordobés se muestra mañana con el debut de La Típica Lunático 33, en el Teatro del Libertador.

Con disco bajo el brazo y mucho espíritu juvenil, la orquesta La Típica Lunático 33 hará su debut mañana en la sala Mayor del Teatro del Libertador, en lo que será indudablemente un estreno a todo vapor. El concierto dará comienzo a las 21.30 y las entradas tienen los siguientes valores: platea, 35 pesos; cazuela, 25; tertulia, 20; y paraíso, 15.

En la previa, intercambiamos palabras con Fede Fernández, uno de los músicos de la ex Típica Quiñonez, que ahora sale al ruedo con este flamante álbum, titulado Tango a primera vista.

–Si bien ya venían rodando juntos, ¿de qué va esta Lunático 33?
–La Típica Lunático 33 es una orquesta de tango integrada por 12 personas, que ya tiene casi tres años de vida. Es en la actualidad, la única orquesta independiente de música ciudadana en la provincia de Córdoba. El proyecto fue gestándose a mediados de 2006, a través de distintas formaciones, logra constituirse como orquesta a principios de 2008 con un formato similar al de las clásicas orquestas típicas de los años 40. En un comienzo con el nombre de La Típica Quiñonez desarrolla una intensa actividad en la ciudad y en el interior de la provincia de Córdoba, llegando a circuitos en los cuales no se tiene acceso a propuestas similares, y ahora está dando a vida a su primer disco, así que: aceitando los motores para salir a mostrarlo.

–¿Cuál es el repertorio y cuál es la intención que hay detrás de este, si es que hay algún plan que se pueda revelar?
–El repertorio de la orquesta incluye obras de Troilo, Cobián, Piana, Arolas, Laurenz, Pugliese, Bardi, Piazzolla. Piezas tanto instrumentales como cantadas. En la parte de la búsqueda de obras, podemos decir que incluye títulos muy conocidos como pueden ser los tangos Nostalgia y La yumba, pero también abarcar piezas no tan trilladas como el tango Rebeldía o el vals Paisaje. Lo más significativo es atender cómo se busca la vuelta de tuerca a través de los arreglos propios para decir algo que genere belleza en el oyente.

–Troilo decía que no estaba volviendo al barrio porque nunca se había ido, ¿pasa lo mismo con el tango? ¿Está volviendo o nunca se fue?
–El tango ya tiene más de un siglo de vida, alberga muchos mitos. Apenas nació ya decían que iba a desaparecer. Soy de los que piensan que nunca se fue, y también siempre está regresando. Pero sí cambió su rol y su ubicación social como hecho cultural. A partir de la década del ‘60 quedó relegado como música popular y desde ese momento está asociado como música de viejos. Pero sucede también que cuando una oreja libre de prejuicios escucha, puede acceder a un mundo que está allí esperando. Por otro lado, es indiscutidamente la música que fuera de las fronteras representa a los argentinos.

–¿Existe una escena y/o movida tanguera joven en Córdoba?
–Existe una pequeña escena tanguera en Córdoba, ojalá siga creciendo y que cada parte haga lo suyo para que esto suceda. Principalmente a muchos jóvenes les interesa el baile y suelen quedar impactados cuando van a una milonga, es sabido que su danza es muy sensual y la relación entre las parejas es completamente diferente a lo que se puede dar en cualquier club nocturno. En lo musical, pienso que la situación un tanto periférica de Córdoba la salva de lo que sucede en Buenos Aires, que está repleta de shows “for export”.

Más info. La orquesta Típica Lunático 33 está conformada de la siguiente manera: bandoneones: Javier Anzardi, Pedro Quiñonez, Federico Fernández y Alejandro Colombatti. Violines: Guillermo Zurita y Pablo Núñez. Contrabajo: Juan Tatián. Director artístico, guitarra y arreglos: Adrián de Alzaá. Voces: Sofía Yannel y Nicolás Abosky. Músicos invitados Luciana Marzolla (viola) y Eugenia Turovetzky (violoncello).

Sumate a la conversación
Seguí leyendo