?>
Argentina

Escándalo en Chaco: denuncian intercambio de sexo por comida

Una diputada denunció abusos a jóvenes wichis a cambio de alimentos. El Gobierno local disolvió el programa.

La diputada oficialista del Chaco Inocencia Charole denunció que un funcionario chaqueño abusó sexualmente de al menos siete menores de edad de la etnia wichi, a cambio de la asistencia del Programa Alimentario Integral para el Impenetrable Chaqueño (Paicha). La legisladora toba, la primera descendiente de aborígenes electa en ese cargo, destapó la olla antenoche en la Legislatura local, al hacer pública la denuncia de las familias indígenas.

Ante la gravedad de la acusación, el Gobierno chaqueño dispuso ayer la separación de todos los funcionarios y empleados que integran el plan alimentario y disolvió la repartición. Además, el Estado provincial se constituirá como querellante particular para garantizar una completa investigación de los hechos.

Las víctimas son unas siete adolescentes wichis, de entre 13 y 17 años, que viven en Misión Nueva Pompeya, localidad ubicada a 550 kilómetros al norte del capital chaqueña, al límite con Salta y Formosa. Según el relato de las chicas y sus padres, un responsable del Paicha –un programa oficial de asistencia sanitaria, social y alimentaria creado para ayudar a las comunidades aborígenes– le exigía favores sexuales a cambio de la mercadería. Las miradas apuntan hacia el jefe del plan, Manolo Bordón.

En diálogo con Día a Día, Charole adelantó que la semana que viene presentará la denuncia penal del caso, ante la fiscalía de Juan José Castelli. Allí se se presentará con las chicas supuestamente abusadas, para que brinden su testimonio ante el fiscal. La denuncia apuntará principalmente contra Bordón, responsable del plan que comenzó a implementarse tras la asunción en el Gobierno provincial de Jorge Capitanich.

Pese a que se negó a dar marcha atrás con la presentación, Charole se mostró temerosa y preocupada ante una eventual represalia a raíz de su denuncia. "También le voy a pedir a la Justicia protección, porque temo por mi integridad y la de mi familia", afirmó.

Reunión. Al ser consultada sobre si mantuvo algún tipo de contacto con Capitanich, la legisladora del gobernante Partido Justicialista (PJ) confirmó que ayer se comunicó telefónicamente con el mandatario provincial. "La semana que viene, con más información, me voy a reunir con el gobernador. Él se mostró a favor y entendió mi postura, porque como representante de mi pueblo en la Legislatura no puedo permitir que mis hermanas y hermanos sean sometidos a este tipo de abusos", explicó Charole.

Este medio intentó comunicarse con Bordón, pero el funcionario nunca respondió los llamados. Sin embargo, sus colaboradores informaron que el funcionario pidió que se investigue a fondo la denuncia porque, según dijo, hace 40 años que lleva ayuda con campañas solidarias, sin pedir nada a cambio.

La diputada relató que ya había tomado conocimiento de este tipo de casos en el año 2007, pero que recién a fines del año pasado los integrantes de la comunidad aborigen le pidieron su ayuda para que los abusos terminaran.

Al respecto, Rolando Núñez, titular del Centro Mandela, corroboró a este medio las denuncias. "En diciembre último, una fuente indirecta vinculada con las familias de las víctimas nos comentaron esta situación y estábamos esperando que se planteara oficialmente", explicó el dirigente.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo