?>
Mundo

En las fiestas aumentan episodios cardiacos

El exceso de calorías y emociones pueden complicar la salud. Al menor síntoma hay que acudir al médico.

Distintos factores que influyen a la hora de celebrar la Navidad y el Año Nuevo aumentan los eventos cardiovasculares durante las fiestas, alertaron hoy fuentes médicas.

Alberto Alves de Lima, director de docencia del Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA), sostuvo que "es recomendable prestar atención al cuerpo y sus síntomas en caso de una descompensación durante las fiestas y no dejar pasar las horas para realizar una consulta".

Alves de Lima indicó que "la prevención y actuar a tiempo es la clave para evitar complicaciones graves".

No hay que minimizar. El informe médico destacó que el aumento de episodios cardíacos se debe a factores como la consulta tardía o al otro día de la celebración sobre su malestar, para no arruinar la reunión.

También obedece a los excesos, debido a que en una comida navideña se pueden llegar a ingerir 9.000 calorías, y a las emociones porque la llegada de fin de año es percibida por la mayor parte de las personas como un cierre de ciclo y una profunda evaluación de las metas alcanzadas y de las que no se lograron.

Los procesos biológicos que desencadenan estos eventos incluyen la desregulación del sistema nervioso autónomo, la activación neuroendocrina de mecanismos inflamatorios y de coagulación que promueven el ataque cardíaco.

Los especialistas insisten en que eso puede agravarse porque la gente suele minimizar los síntomas o postergar la consulta, ya sea para no preocupar a los otros familiares o por la percepción de tener dificultad de obtener atención médica.

Planear las comidas. Por esos motivos, el ICBA recomendó en las fiestas: planificar todas las ingestas y comidas, beber abundante agua, de entre 2, 5 y 3 litros por día y mantener la actividad física habitual o incorporar caminatas diarias.

Además, moderar la ingesta de alcohol: no más de dos copas para el hombre y una copa para las mujeres por día, servir gaseosas dietéticas o jugos sin azúcar y mantener una alimentación muy cuidada durante todo el día previo y posterior al evento, rica en vegetales crudos y frutas frescas.

Señaló la importancia de no ayunar, si el plato principal es de carnes, elegir las magras y acompañarlas de vegetales y para aderezar las ensaladas evitar mayonesas u otras salsas, preferir aceite de oliva y medir la cantidad (1 cucharada sopera).

En caso de ser invitados, los médicos recomiendan llevar una gran ensalada de vegetales crudos con predominancia de vegetales verdes y, de postre, ensalada de frutas naturales de estación sin agregado de azúcar.

En lo posible, se aconseja no consumir pan y a la hora del brindis cuidar las calorías que pueden triplicarse fácilmente.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo