?>
Argentina

En La Quiaca, huelga de hambre contra el hambre

Más de 300 jujeños reclaman que los gobiernos los ayuden a paliar la pobreza que golpea a la región.

Cientos de habitantes de la ciudad jujeña de La Quiaca comenzaron ayer frente al Palacio Municipal una huelga de hambre colectiva por tiempo indefinido, con la que pretenden denunciar la situación de pobreza y desnutrición que en la zona afecta al 60 por ciento de la población.

La medida de protesta se inició en las primeras horas del día, cuando, reunidos en una asamblea, los integrantes de la Multisectorial encabezada por el párroco Jesús Olmedo decidieron marchar y luego concentrarse frente a la comuna.

En diferentes declaraciones, Olmedo advirtió que buena parte de la población de La Quiaca vive sumida en una grave situación económica.

"Muchas personas no tienen ni un plan social, ni trabajo ni viviendas", dijo y denunció a "los gobiernos nacional, provincial y municipal por responder al reclamo con silencio o represión".

Los huelguistas expresaron su pedido en diferentes lugares de la ciudad. El padre Germán, miembro de la Parroquia, comentó a Día a Día que se movilizaron 600 personas, y que sólo 300 participan en la huelga.

Además, explicó que se reclama por la "falta de viviendas, la ausencia de licencias para poder trabajar y los planes sociales que no envían".

Esquivel, apoyo Nobel. "Están haciendo una huelga con su propio hambre, es la huelga de los hambreados", afirmó el Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, que respalda la determinación de los quiaqueños.

El dirigente confirmó que, en los últimos días, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, prometió el envío de un grupo de delegados con alimentos y planes sociales de 150 pesos para las personas más pobres de la zona.

Pero ironizó: "La asistencia no ha llegado, así que hay que averiguar qué pasó en el camino".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo