?>
Mundo

En el nombre del padre... y la madre

El Papa resaltó que los niños "necesitan del amor de un padre y una madre". Criticó la adopción por parte de parejas gays.

En una abierta crítica a los países que permiten la adopción por parte de parejas homosexuales, Benedicto XVI afirmó que el nacimiento de una criatura “no es un mero acto reproductivo”, al tiempo que señaló que una criatura necesita no tanto de “comodidades exteriores” sino más bien del “amor de un padre y de una madre y del calor de la familia”.

Durante el Ángelus, el Sumo Pontífice argumentó que ese amor de padre y madre “da a los niños seguridad” y al crecer les permite “el descubrimiento del sentido de la vida”. En concordancia, indicó que “La Sagrada Familia es un modelo de vida para todas las familias, ya que Jesús quiso nacer en una y de esa manera las bendijo y consagró”.

Recordando el nacimiento de Jesús, Joseph Ratzinger subrayó que “el nacimiento de todo niño conlleva algo de misterio. Lo saben bien los padres, que lo reciben como un don. “A todos nosotros nos pasó de escuchar a un papá o a una mamá decir: ‘este niño es un don, un milagro’”, enfatizó.

Por tal motivo, resaltó que los seres humanos “viven la procreación no sólo como un mero acto reproductivo sino que también perciben la riqueza, intuyen que toda criatura humana que se asoma sobre la tierra es la señal por excelencia del Creador”.

Con necesitados. El Papa compartió en el Vaticano un almuerzo navideño con cerca de 350 personas de escasos recursos, socorridas por la comunidad de la Madre Teresa, en el centenario del nacimiento de la “santa de los pobres”. Según remarcó, “la caridad es la fuerza que cambia al mundo”.

Además, llamó a detener la violencia “contra los discípulos de Cristo”, por los ataques a una iglesia católica en Filipinas, a iglesias cristianas en Nigeria y a los muertos a causa de un atentado suicida en Pakistán.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo