?>
Deportes

El Tano Gagliardi tiene la papa en La Gloria

Gagliardi, el 8 de la Gloria volvió a demostrar que está en plena levantada. Y en noviembre será papá.

RELACIONADAS

Fue una preocupación constante en la dirigencia desde hace un largo tiempo. Nadie entendía por qué aquel pibito nacido en Los Surgentes había mostrado destellos de un volante derecho de nivel hace un tiempo y, luego, había caído en un pozo en el que parecía imposible que encontrara la luz. Y por eso llegó el pedido expreso al DT Vivas para que fijara su ojo en Gagliardi. Para tratar de que hubiera una levantada en el Tano, que había sido maltratado por las lesiones en el último año, cuando Marcelo Bonetto estaba al frente del plantel.

Por eso, desde aquel gol a Estudiantes de Río Cuarto en la Copa de Invierno el semblante de Gagliardi y de todos los hinchas que esperan más de él empezó a cambiar. Y, ayer en Tucumán, el Tanito dio una clara muestra de que está en plena recuperación. Porque más allá de ese golazo de cabeza, volvió a ser aquel que ocupaba toda la franja derecha del mediocampo con soltura, y que pasaba al ataque con buenas ideas. Demostrando que sus 87 partidos en Primera (con cinco goles) no son en vano.

“Me hacía falta el gol, después de mucho tiempo pude volver a meterla y siempre es importante para ir recuperando confianza. Acá se hace muy difícil jugar, de visitante. Se logró el objetivo que veníamos a buscar. Algo de acá nos teníamos que llevar. Así que estamos contentos. Dejamos el alma”, expresó Gagliardi, quien fue titular ante Boca Unidos en el debut y luego no pudo seguir en el 11 ante Patronato, ya que Vivas cambió el esquema.

Para Lorenzo. Igualmente, el gol de ayer no fue el único motivo de felicidad del Tano por estos días. Hace unos meses se enteró que será papá en noviembre, algo que provocó un cimbronazo en la vida de este pibito de tan solo 21 años.

“Fuimos contundentes a la hora de definir las dos oportunidades que tuvimos en el primer tiempo. Después de la expulsión, nos metimos atrás y habíamos hecho mucho desgaste físico. El festejo es para mi señora y mi hijo, voy a ser papá para fines de noviembre. Se llama Lorenzo”, alcanzó a decir ayer Gagliardi. El pibe que tiene la papa. Y que Instituto disfruta.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo