?>
Argentina

El gas llega a 3 de cada 10 hogares

Según Idesa, la red del servicio llega sólo al 40% de las grandes ciudades.

El descenso de las temperaturas puso en evidencia las injusticias que trae asociada la mala calidad de las regulaciones en el sector gasífero. El precio fijado por debajo del costo para el gas de red beneficia, en general, a las familias de ingresos medios y altos dado que son las que tienen acceso a ese servicio.

Y la falta de inversión en el sector gasífero, para producir y distribuir más gas, afecta a las familias más pobres, porque no tienen acceso a la red y sufren el desabastecimiento al tener que pagar precios muchos más elevados por las garrafas de gas.

Según un informe de Idesa, en el marco de la emergencia declarada en el 2002 se estableció el congelamiento de las tarifas del gas suministrado a través de la red. La decisión se sostuvo aun cuando los precios internos prácticamente se cuadruplicaron en los 8 años posteriores. Esto hace que quienes acceden al gas por red pagan un precio muy inferior al costo de producir el servicio. El retraso del precio opera como un subsidio a favor de las familias que acceden al servicio de gas de red y un desaliento a las inversiones que permitirían aumentar la producción y extender la red hacia los hogares que no cuentan con el servicio.

Según datos del Indec, sólo el 71 por ciento de los hogares urbanos tiene acceso a gas por red. De estos, el 92 por ciento son hogares de mayores ingresos (quintil V en la distribución del ingreso). Sin embargo, entre los hogares de menores niveles de ingreso (el quintil I) sólo el 40 por ciento tiene acceso al gas por red. Los datos muestran que aproximadamente tres de cada 10 hogares que habitan las grandes ciudades no cuentan con suministro de gas a través de la red.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo