?>
Córdoba

El empleo que se viene

Aunque la campaña electoral probablemente meta algo de “ruido”, todo indica que este 2011 será muy bueno en términos económicos y que esa bonanza se traducirá en un mejoramiento de la cantidad y la calidad del empleo.

Varias encuestas realizadas a fines de 2010 ya daban cuenta de que alrededor de la mitad de las empresas cordobesas pensaba incrementar sus dotaciones de personal este año, con una predominancia de las industrias manufactureras, particularmente aquellas vinculadas al sector automotriz y autopartista, a la producción de alimentos, a la construcción y al rubro metalmecánico.

A partir de estas previsiones, y con una tasa de desempleo relativamente baja, es de esperar que en esos sectores la competencia por incorporar y retener a los mejores operarios sea bastante intensa, ofreciendo mejores salarios y condiciones de trabajo. De todos modos, y precisamente por el agotamiento de la reserva de empleados con alta calificación, muchas empresas apelarán a tomar personal con un mínimo de competencias específicas y a la capacitarlas in company, vale decir, dentro de la misma fábrica.

Dentro del complejo metalmecánico, los requerimientos empresarios pasarán por personas de mediana edad, en lo posible con grupos familiares a cargo, y con conocimientos básicos o intermedios en fresado, soldadura, mecánica, tornería CNC y matricería. El rubro automotriz buscará similares condiciones laborales, aunque también sumarán personal sin experiencia para las líneas de montaje.

La construcción también estará ávida de manos, y los más buscados serán capataces con manejo de grupos, oficiales con referencias en obras de altura y albañiles con o sin experiencia previa. La proliferación de obras públicas también moverá el “empleómetro” en el sector, con un acento especial en aquellos operarios capaces de manejar con destreza maquinarias viales: retroexcavadoras, palas cargadoras, motoniveladoras, grúas y topadoras.

Las firmas alimenticias no experimentarán un crecimiento sustancial de sus dotaciones, pero sostendrán la tendencia positiva que ya mostraron el año pasado. Algo similar sucederá entres las fábricas de calzado y de indumentaria, rubros con una importante presencia en nuestra provincia.

Apoyados en el aliento gubernamental que sigue teniendo el mercado interno, el comercio también buscará reforzar sus equipos de venta, ya sea en el ámbito mayorista como minorista. Las concesionarias de vehículos cero kilómetro y las casas de electrodomésticos harán la punta en la incorporación de vendedores.

Con estos indicadores, si Usted está sin trabajo o insatisfecho con el que tiene actualmente, el panorama laboral que se abre este año es bastante promisorio. Como ya se apuntó, no será una condición excluyente tener calificaciones muy elevadas en cada disciplina, aunque también es cierto que como requisito mínimo la mayoría de las empresas vienen pidiendo desde hace algunos años secundario completo y un manejo básico de herramientas informáticas.

Para apuntalar las chances de conseguir su primer empleo, los más jóvenes tienen la opción de realizar cursos cortos en oficios que muchos sindicatos vienen dictando en los últimos años, espacios que también sirven como bolsas de trabajo a los que suelen acudir las empresas de cada ramo. Los que ya tengan un empleo podrán aprovechar la chance de escuchar mejores ofertas, alternativas que no sólo deberían ser tenidas en cuenta desde el punto de vista del salario, sino también de un desarrollo laboral y profesional integral.

Habrá que estar atentos. El año pinta bien y eso abre buenas posibilidades para aprovechar. Es momento de abrir los ojos y parar las orejas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo