?>
Córdoba

El Comedia sigue siendo una tragedia

Un año y medio después del incendio, los restos del emblemático teatro se han convertido en un basural a cielo abierto en pleno centro de Córdoba.

De la comedia a la tragedia hay un paso que aún no tiene retorno. Y vaya que si lo sabe bien Dora Molina, quien vio cómo su vida cambió. Atendía el bar del Teatro Comedia desde antes que fuera municipal y ahora lucha por no perder los clientes en un quiosco ubicado justo en frente. “Mirá, mirá cómo sale agua a la calle. Algo está perdiendo desde el tanque y sale a la vereda. Todo quedó ahí, cerrado”, dice la mujer, con los ojos llorosos, mientras observa detrás del vidrio de su negocio la sala cubierta con chapas.

*************

Desde aquella fatídica madrugada del 28 de junio de 2007, cuando las llamas consumieron al Teatro Comedia, la sala sigue siendo un espacio oscuro de hierros retorcidos por el fuego y un nuevo escondite para las ratas. A una cuadra y media de la plaza San Martín, espera por una ayuda económica que vuelva a ponerlo de pie, tras varios proyectos frustrados.

La gestión de Luis Juez dejó una cuenta en el Banco de Córdoba (3506/0) con 100 mil pesos que Juan Schiaretti le prometió antes de asumir en la Provincia, más otros 30 mil que, con mucho esfuerzo, juntaron los amantes de la cultura en recitales y eventos a beneficio. Sin embargo, ese monto no sirvió siquiera para limpiar el lugar que, tal como lo muestran las fotos, sigue con sus palcos y butacas chamuscados.

Intento fallido. La tragedia del Comedia tampoco conseguirá en 2008 remover los escombros de lo que dejó el cierre. Durante su gestión en la Secretaría de Educación y Cultura, Francisco Delich (hoy diputado nacional), le presentó al intendente Daniel Giacomino el proyecto para reconstruirlo. Una ambiciosa planificación que proyectaba espacios para 493 espectadores, un telón metálico con cierre automático y dos niveles para ver el espectáculo, además de un espacio alternativo para otras presentaciones y varios subsuelos. Dicha reconstrucción demanda una inversión de seis millones de dólares, monto que a la Asociación de Empresarios de Teatros de la Argentina, presidida por Carlos Rottemberg, le parece muy abultada.

Delich se contactó con Rottemberg para transmitirle su inquietud de reconstruir el teatro, pero, si bien se interesó sobre el tema, la cámara sostuvo que el costo era demasiado elevado. Tampoco les convenció el proyecto porque no consideraba necesarios los tres subsuelos. Fue en ese momento cuando se cayó el segundo intento por levantar la sala.

“Un poco se avanzó y seguimos intentando con el intendente recibir fondos del Gobierno de España para su reconstrucción, o ser tenidos en cuenta entre las partidas para el Bicentenario. Pero aún no hemos tenido una respuesta. Por mi parte, ofrecí a distintos empresarios la sala e incluso hablé con Rottemberg, quien me dijo que le interesaba, pero no funcionó cuando se lo transmitió a los miembros de la cámara. Dijeron que el proyecto era caro”, le confió Delich a Día a Día, quien hace unos meses se apartó del municipio para volver a su banca en Diputados, aunque continúa detrás de un proyecto viable para el Comedia.

Después de la búsqueda frustrada de empresarios, vinieron las declaraciones de Giacomino, avaladas también por Delich, con la idea de una campaña para que se sumen fondos del sector privado. Pero una vez más los cordobeses se quedaron con las ganas, ya que la “vaquita” no creció.

Según Delich, la crisis del campo, primero, y la difícil situación económica, después, ralentizaron el proyecto para que se sumen inversores. La cuenta del Banco de Córdoba no juntó un centavo más y los pocos pesos quedaron guardados. Lo cierto es que desde que la sala se quemó, se ha convertido en un basural a cielo abierto con butacas, cables, maderas, chapas y ratas a metros del corazón de la ciudad. Una postal que los comerciantes vecinos definen a la perfección.

¿Por qué a un año y medio del siniestro nunca se ordenó un operativo para que las cuadrillas de municipales, al menos, limpiaran el lugar? ¿Por qué no se utilizaron los 130 mil pesos ya reunidos para retirar los escombros?

Nuevo proyecto. El nuevo titular de Coordinación, Educación y Cultura, Alvaro Ruiz Moreno, le aseguró a este diario que una vez que se hizo cargo de la Secretaría le solicitó a la Justicia el permiso para la remoción de los restos del incendio, con la idea de iniciar las tareas de limpieza. El trámite está en la Asesoría Letrada del municipio, desde donde se gestionó el permiso. Además, agregó un nuevo dato: el proyecto de reconstrucción volverá a casi “foja cero”, ya que se modificará el diseño para que sea más factible de concretarse.

“La cuenta para colaborar sigue abierta y permanente buscamos alternativas de financiamiento. Pero estamos en un momento difícil, por la crisis, para conseguir inversionistas”, explicó Ruiz Moreno. “Pedí a Arquitectura que reformule el proyecto para que se realice en etapas, para que tengamos costos más posibles –agregó el funcionario–. Por otro lado, pedí que se revea la construcción de los tres subsuelos ya que encarecen todo el proyecto”.

Los vocales de Cuentas por la UCR pusieron en duda que aún permanezcan los fondos de la cuenta bancaria. Incluso, analizan enviar un pedido de informes interno para que el Ejecutivo precise dónde están los dineros aportados por la Provincia y particulares para la reconstrucción.

*********************

“No me hagas recordar más aquella noche. Estaba despierta a esa hora de la madrugada cuando escuché por radio que se estaba quemando, y nos vinimos. Sacamos nuestras cosas, pero quedó allí parte de la vida de mi familia. Ya se fue todo, pero aún lo espero”, dice Dora, quien a las 20 cierra el quiosco porque la zona se “volvió insegura”, y ya no hay lugar para la comedia.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo