?>
Policiales

El avión se habría desintegrado en el aire

Los cuerpos de las víctimas del vuelo AF447 que fueron analizados no presentan quemaduras. El avión se habría partido en una tormenta.

El análisis de los primeros cadáveres rescatados del Océano Atlántico, luego del accidente aéreo sufrido por el vuelo AF447 de Air France, refuerza la hipótesis de que al menos parte de la aeronave se desintegró antes de caer al mar, según expertos citados por la prensa brasileña.

Una información dada a conocer ayer por el diario O Estado de Sao Paulo indica que los 16 cuerpos que ya se encuentran en Recife para ser examinados llegaron a tierra desnudos o apenas cubiertos por ropa, lo que podría sugerir que las prendas fueron arrancadas por acción del viento.

La pericia preliminar permitiría descartar, por el momento, la posibilidad de que hubiera habido fuego o explosión en la aeronave, ya que ninguno de los cuerpos presentó rastros de quemaduras.

Según informó el diario español El Mundo, los cuerpos fueron rescatados prácticamente íntegros, y casi todos presentaban múltiples fracturas en los miembros superiores e inferiores y en la región de la cadera. Esto indicaría que la muerte de las víctimas fue por politraumatismo provocado por el choque con el agua a alta velocidad. Asimismo, no fue verificada en los cadáveres analizados hasta hoy ninguna muerte por ahogo, la cual supondría un fallecimiento ocurrido después de la caída del avión.

Además, algunos mapas producidos por la Fuerza Aérea Brasileña indican que los equipos de rescate encontraron dos líneas de cuerpos, distantes entre sí 85 kilómetros. En este sentido, investigadores citados por el rotativo afirmaron que si el avión hubiera caído entero al mar, los cuerpos deberían estar más próximos unos de otros, aun después de permanecer varios días a la deriva.

Seis nuevos cuerpos. Un barco francés rescató ayer seis cuerpos del avión de Air France desaparecido en aguas atlánticas, llevando el total a 50 sobre las 228 personas que iban a bordo, anunció un vocero de la Fuerza Aérea Brasileña.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo