?>
Temas

El arquero y el goleador, clave

E n este fútbol donde prevalece el miedo a perder, se cruzarán dos equipos que todavía creen en el arte de atacar y buscar el resultado y no que este sea una recompensa ganada a través de la reserva y la avaricia. El miércoles, a las 15.30, se disputará la segunda semifinal en la Copa del Mundo en Sudáfrica. El duelo lo sostendrán Alemania-España, dos equipos que hasta aquí demostraron porqué llegaron a semejante instancia.

La Furia Roja está envalentonada. Viene de derrotar 1-0 a Paraguay en un partido que tuvo la singularidad de haber tenido dos penales errados, uno por cada bando. Después del triunfo ante los guaraníes, las voces ratificaron la importancia de Iker Casillas, el arquero del elenco español, que le contuvo el tiro penal a Cardozo y que sacó un mano a mano milagroso. El entrenador de España, Vicente del Bosque, dijo sobre el portero: "Mantiene una línea de seguridad que se necesitan en estas instancias. Además, logra transmitir esa seguridad al resto de sus compañeros y evidencia una madurez que lo deja como un gran líder".

Desde lo futbolístico, la duda en la plantilla titular de España es la inclusión o no del atacante Fernando Torres, que hasta aquí jugó cuatro partidos de titular y no convirtió goles y sería reemplazado por Cesc Fábregas.

Enfrente está la poderosa Alemania, que viene de golear 4-0 a Argentina y luce peligrosa. Una de sus figuras es Miroslav Klose, que a los 32 años sigue batiendo récords. Ya superó a Pelé en goles marcados, acumula cuatro en este Mundial y está a sólo uno de del récord histórico de Ronaldo. Sobre el equipo, el goleador expresó: "Creo en esta nueva generación de jugadores jóvenes. Demostraron la calidad para jugar y crear, además España no es invencible", cerró.

Temas
Sumate a la conversación
Seguí leyendo