?>
Mundo

EE.UU. reavivó sus miedos

AMENAZA. Obama habló de "intento de ataque". Fue por dos paquetes sospechosos de contener bombas.

Una vez más, Estados Unidos pasó horas de zozobra por el alerta de atentados terroristas desde el aire. Barack Obama anunció que "hubo un intento de ataque contra Estados Unidos", al descubrirse dos paquetes sospechosos enviados en aviones de carga desde Yemen hacia dos sinagogas de Chicago, y que al parecer contenían explosivos.

"Al Qaeda continúa planeando atentados terroristas contra nuestro país", señaló el mandatario estadounidense durante un discurso en la Casa Blanca. Obama precisó que los paquetes fueron hallados en inspecciones realizadas en Dubai y en el aeropuerto inglés de East Midlands, por lo cual al menos un vuelo de la empresa Emirates fue escoltado por aviones militares a su ingreso a espacio aéreo norteamericano y finalmente aterrizó sin dificultades en el aeropuerto Kennedy de Nueva York.

Explicó que según los informes preliminares, "aparentemente los paquetes contenían explosivos", aunque horas antes el FBIhabía descartado tal posibilidad.

Por último, Obama destacó:"Vamos a reforzar la colaboración con el gobierno de Yemen para destruir a Al Qaeda y promover un Yemen más seguro".

Falsa alarma. Poco antes del discurso de Barack Obama, el FBI confirmó que los investigadores no encontraron explosivos en los dos paquetes sospechosos interceptados en los aviones de carga.

"No han habido amenazas hechas o recibidas indicando que alguien o algún lugar de Chicago esté en riesgo" señaló Ross Rice, vocero del FBI. El contenido del paquete interceptado en Gran Bretaña contenía un circuito electrónico fijado con gruesos tornillos sobre una caja metálica, de fabricación artesanal.

Bush ordenó bajarlos. El ex presidente estadounidense, George W. Bush, asegura en sus memorias de próxima publicación que ordenó a las Fuerzas Aéreas que derribaran cualquier presunto avión secuestrado durante los sucesos del 11 de setiembre de 2001.

De hecho, creyó que el avión United 93, que tenía por objetivo el Capitolio, había sido destruido por tal decisión. En realidad, el aparato se estrelló en Pensilvania después de que los pasajeros intentaran arrebatar el control del aparato a los terroristas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo