?>
Policiales

Dos argentinos iban en el avión caído

Además de Pablo Dreyfuss, se confirmó que una de las azafatas era hispano–argentina. Parte de su familia vive en Mendiolaza.

Una azafata de nacionalidad  hispano–argentina se encontraba en el avión de Air France que anteayer desapareció en el Océano Atlántico, cuando volaba desde Río de Janeiro, Brasil, hacia París, Francia.

El cónsul argentino en Francia, Miguel Ángel Hildman, confirmó ayer que se trata de Clara Mar Amado, una mujer de 32 años que cuenta con doble nacionalidad debido a que ella nació en España, pero sus padres son argentinos. Amado vivía en la ciudad francesa de Saint Tropez junto con su padre y su hermano y trabajaba desde hace “10 años” para Air France.

Así lo confirmó Natalia Lescano, una hermana de la víctima, quien explicó que Clara Mar nació en Málaga, España (de allí, que tenía doble nacionalidad), y luego vivió en la localidad cordobesa de Unquillo entre los 7 y los 13 años. Después, se mudó a Francia con su padre y su hermano.

Su madre y dos hermanas se quedaron a vivir en Mendiolaza. Precisamente, en este lugar fue que Natalia habló con Radio Mitre Córdoba sobre la angustiosa situación que viven: “No tenemos ninguna información, sabemos lo mismo que está en Internet, lo que está en la prensa. Y estamos comunicados con Air France, que nos tiene al tanto”.

“Estamos esperando que haya alguna esperanza. Sabemos que es muy difícil. Y que se han encontrado algunos restos, pero no se sabe nada más”, agregó Natalia.

Clara Mar no tenía hijos y era soltera. La última vez que estuvo en Córdoba fue a fines de enero pasado, para la boda de un pariente. Por el momento, su familia no tiene previsto viajar a Brasil.

La azafata es la segunda persona de nacionalidad argentina que se cuenta entre los 228 ocupantes del Airbus 330–200 que se extravió en pleno vuelo, ya que uno de los pasajeros era Pablo Gabriel Dreyfuss, hijo del reconocido publicista Gabriel Dreyfuss.

A través de un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores, la Argentina expresó su “más profunda consternación” por el siniestro e hizo extensiva su “solidaridad” con los gobiernos de Francia y Brasil, así como con las familias de los pasajeros y tripulantes “de 30 nacionalidades que viajaban en la aeronave”.

Además de la azafata Amado y el publicista Dreyfuss, la mayoría del pasaje se componía de franceses y brasileños.

No creen en un atentado. El Gobierno francés subrayó que no puede aseverar que la desaparición del avión se deba a un acto terrorista, aunque insistió en que tampoco se puede excluir esa hipótesis. Sin embargo, explicó que “un simple rayo no puede explicar la pérdida de un avión”, que contaba con tecnología de punta. De esa manera, los motivos son aún un misterio.

Confirmado: los restos hallados son del Air France
Un grupo de restos esparcidos a lo largo de cinco kilómetros hallados en el Océano Atlántico confirman que un jet de Air France se estrelló en el mar, informó ayer el ministro de Defensa brasileño Nelson Jobim.

El funcionario indicó que el descubrimiento de los restos efectuado por pilotos militares brasileños “confirma que el avión cayó en esa área”, a cientos de kilómetros del archipiélago Fernando de Noronha. Agregó que los restos hallados incluyen piezas metálicas y no metálicas, pero no las describió con detalle. No se detectaron cadáveres. El hallazgo se produjo apenas horas después de que las autoridades anunciaron la aparición de restos en una región con profundidades de hasta 4,8 kilómetros.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo