?>
Argentina

Diputados debate el matrimonio gay

El debate se desarrolló en el marco de una sesión especial, que comenzó poco después de las 14,30 con la presencia de 140 legisladores.

La Cámara de Diputados debatía esta tarde el proyecto que habilita a personas del mismo sexo a contraer matrimonio y a adoptar niños, cuestión que constituyó el principal cuestionamiento a la norma y generó divisiones en la mayoría de los bloques.

El debate se desarrolló en el marco de una sesión especial, que comenzó poco después de las 14,30 con la presencia de 140 legisladores, y debido al número de oradores anotados para exponer, se estima que la cámara baja podría votar la iniciativa en horas de la madrugada.

A diferencia de otras cuestiones, los bloques tanto del oficialismo como de la oposición dispusieron libertad de acción a sus integrantes a la hora de votar, como sucedió con el debate de la ley de divorcio y la de salud reproductiva.

El proyecto es respaldado por los bloques de centroizquierda, el GEN y el socialismo y parte del Frente para la Victoria, la Coalición Cívica, la UCR, el Peronismo Federal y algunos legisladores del bloque del PRO.

Entre los que manifestaron reparos para apoyar el dictamen de mayoría, los discursos coincidieron en la necesidad de la universalidad de la unión civil sin posibilidad de adopción.

La encargada de defender el dictamen de mayoría, la diputada nacional Vilma Ibarra (Nuevo Encuentro) afirmó que el proyecto "otorga derechos a quiénes los tenían restringidos" y protege legalmente a los niños adoptados por homosexuales. "Hay cientos de niños adoptados por parejas homosexuales porque es una facultad otorgada desde siempre en la ley de adopción, que no pregunta si alguien es heterosexual u homosexual", explicó Ibarra, al hablar en el recinto.

Más allá del dictamen de mayoría que debatía el pleno de la cámara baja, otros bloques como el PRO, la Coalición Cívica y el Peronismo Federal presentaron despachos de minoría.

En contra. En tanto, en representación de uno de los dictámenes de minoría, Federico Pinedo (PRO), admitió que no todos los integrantes del bloque respaldarán ese texto y se pronunció a favor de una unión civil que, dijo, otorga más libertades que las que tienen actualmente los contrayentes de un matrimonio civil.

Pinedo destacó que esa propuesta no ingresa en ese debate de fondo por la adopción "porque no queremos se obligue a los jueces a otorgar posiciones cuando podrían considerar que no es lo más conveniente para un caso concreto".

Por su parte, y en representación del tercer dictamen de minoría, el diputado del Peronismo Federal, el puntano Mario Merlo, se pronunció en contra del dictamen de mayoría, al advertir que "lo que está en juego es el concepto de matrimonio y no la consideración sobre las personas homosexuales y sus derechos".

Para Merlo, "objetar una diferencia no es discriminar; las convenciones internacionales y el Código Civil no discriminan cuando exigen el requisito de hombre y mujer; no es verdadero que el matrimonio de heterosexuales discrimine; es justo tratar lo desigual, desigual".

El proyecto -que reúne iniciativas de la ex diputada socialista Silvia Augsburger y de la propia Vilma Ibarra- otorga derechos a beneficios previsionales, licencias especiales y extraordinarias, asignaciones familiares y a obras sociales, entre otras cuestiones, como el uso de bienes compartidos.

La propuesta, debatida desde el año pasado en la cámara baja, contó con el respaldo de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FALGBT) y de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), que presenciaron el debate y aplaudieron los discursos en defensa de la ley desde los palcos.

Anulación. Un matrimonio celebrado entre dos hombres el viernes pasado en la ciudad de Buenos Aires fue anulado hoy por la jueza nacional en lo civil Martha Gómez Alsina, mientras en la Cámara de Diputados se debate la reforma al Código Civil para habilitar el casamiento entre personas del mismo sexo.

La magistrada que declaró la nulidad de la boda entre Gilles Grall y Alejandro Luna ya había anulado semanas atrás la boda de Norma Castillo y Ramona Arévalo, la primera en país entre dos mujeres

Sumate a la conversación
Seguí leyendo