Viernes 25 de julio, 12:03
Nublado Parcial / 43% +
/ Registrate

Descontrol de obleas por la “guerra” de precios del GNC

Estacioneros “aflojaron” la verificación del vencimiento ante la necesidad de no “espantar” los clientes. Calculan un 40% de obleas falsas. Pedirán a la Policía que ayude a reflotar los controles en la calle.

El precio del gas no tiene piso: en Córdoba promedia los 90 centavos.

El precio del gas no tiene piso: en Córdoba promedia los 90 centavos.

  • de
  • Descontrol de obleas por la “guerra” de precios del GNC

    07/01/2010 00:05

    Por Pablo Petovel

    La “guerra” de precios entre las estaciones de servicio de Córdoba sigue generando derivaciones. En esta oportunidad, se trata de una consecuencia que preocupa, porque, en la necesidad de no perder clientes, la comprobación de la autenticidad y de la fecha de vencimiento de las obleas es cada vez más laxa al momento de realizar la carga.

    Al mismo tiempo, la competencia entre la gran cantidad de talleres autorizados a verificar los equipos de GNC se traduce, en muchos casos, en mínimos controles a la hora de la renovación de la vigencia de las obleas. Y, además, pululan las ‘truchas’.

    Todo esto ha llevado a que la Federación de Expendedores del Centro de la República (Fecac) pida a la Policía de Córdoba que se retomen los controles conjuntos de los autos propulsados con gas.

    En falta. “Cada vez se controla menos”, denunció Alberto Skof, vocal de la cámara que agrupa a los instaladores de equipos de gas natural comprimido en Córdoba. Para el también titular de Eurocraft, “es notable la cantidad de obleas falsas que hay, lo que se suma a la competencia por el precio entre los estacioneros que venden GNC”.

    Según Skof, cerca del 40 por ciento de las obleas colocadas en los parabrisas de los coches con GNC son ‘truchas’. “Le cargan a cualquiera, si uno va con un tambor de 200 litros, lo llenan”, exageró el empresario para dar una idea de la falta de control.

    Para Federico Baratella, socio de Sitec, “el 50 por ciento de los talleres toman los datos y dan la oblea sin siquiera mirar el auto”. Por eso “la gente cree que todo esto es un ‘curro’ y se pierde credibilidad en todo el sistema”, agregó.

    Piden control policial. En este contexto, la Fecac pidió el mes pasado una reunión con la Policía. “Es un tema permanente de preocupación en la federación”, reconoció Raúl Castellano, presidente de Fecac. “Hay casi 200 estaciones, entre la Capital y el Gran Córdoba, y es cierto que hay algunas que no hacen los controles que deberían, en general por negligencia”, explicó en diálogo con Día a Día.

    “Estamos esperando que (Alejo Paredes) nos reciba para reflotar los controles que supimos hacer, con mucho éxito, hace unos años”, insistió Castellano.

    A los operativos, la Fecac aportaría un ingeniero especialista en GNC y la Policía un móvil y una serie de adicionales. Se harían en la vía pública, y en la entrada y salida de las estaciones de gas. “Si se detectan obleas falsas, automáticamente se puede secuestrar el auto y detener el conductor”, detalló Castellano.

    Historia caliente. El parque de vehículos propulsados por GNC no sólo no ha crecido en Córdoba, sino que bajó en los últimos dos años. De 168 mil, en 2007, a 165 mil, en junio pasado. Al mismo tiempo, la cantidad de estaciones casi se ha duplicado, provocando una “guerra” feroz de precios que ha hecho bajar el valor del metro cúbico por debajo de los 80 centavos.

    En números.
    COSTOS.
    Hacer la verificación anual cuesta alrededor de $ 90. Si hay que agregar la válvula de control de flujo, son 170 pesos más. Hay lugares ‘truchos’ que hacen todo por $ 60.
    PLANCHADO. El precio del GNC no paró de bajar desde fines de 2008. Hoy, en Córdoba, se puede conseguir a $ 0,79.
    MALA FAMA. A pesar del bajo precio y a la suba de la nafta (es la mayor relación de la historia a favor del GNC), los “geneceros” aún no sienten una significativa suba de las conversiones. Lo atribuyen a malas experiencias.

    ¿Qué te produce este tema?

    Comentarios

  • © 2009 - 2014 Todos los derechos reservados.