?>
Policiales

Desapareció y fue hallada con muerte cerebral

Fue encontrada inconciente a la vera de la ruta a Alta Gracia. La Policía no sabe nada pero algunos vinculan el episodio con un homicidio ocurrido años atrás.

Laura Verónica Misa desapareció el 24 de diciembre pasado cuando iba a trabajar. Al día siguiente la Policía la encontró inconsciente a la vera de la ruta Alta Gracia. Desde entonces se encuentra internada, con muerte cerebral, en una clínica privada de barrio San Vicente.

El caso tiene sin respuestas a la Policía, que todavía no ha podido conformar una hipótesis en torno al crimen.

Misa tiene 26 años y se cree que sus agresores le inyectaron algo en su cuerpo. Cerca de donde fue encontrada se encontraron jeringas que al parecer, contenían insulina.

La joven, oriunda de Villa Páez, no estaba en pareja, no tenía antecedentes y nadie conoce una razón que pueda explicar lo que le ocurrió. Hasta el momento la única línea de investigación con la que cuenta la Policía, es el hecho de que los familiares de la joven (su padre y sus hermanos)supieron ser testigos cuatro años atrás de un crimen y ayudaron a condenar a los culpables. Sin embargo, cuando este diario le consultó al respecto a su madre, Noemí Caminos, ésta confesó que todavía no había vinculado ambos episodios entre sí.

Hace cuatro años. El miércoles 5 de mayo de 2004, una abuela de 76 años, Luisa Brígida Ferreyra, fue asesinada en su casa de Villa Páez. El crimen, que parecía condenado a no resolverse, se aclaró gracias a la tarea de un policía y de algunos testigos.

Adrian Sufi el policía comisionado al caso logró, basándose en el testimonio de tres vecinos (el padre y los dos hermanos de la chica ahora con muerte cerebral) llegar a la hipótesis que permitió finalmente condenar al nieto de la mujer asesinada por el crimen. Eduardo Mena (19) fue condenado junto a un menor de 15 años de haber asesinado a su abuela para robarle unos pocos pesos.

El nieto de la abuela asesinada fue condenado. El menor también, pero estaría libre.

Hasta el momento entre ambos episodios no hay vinculación. Los padres de Laura le dijeron a Día a Día que sólo les resta esperar a que su hija deje de respirar.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo