Miercoles 23 de abril, 14:00
Nublado Parcial 24º / 59% +
/ Registrate

Desamparo vecinal contra el basural

La Justicia rechazó el amparo de los vecinos, al considerar que se trata de “intereses particulares”.

Limpito y cero kilómetro, el predio de enterramiento está listo y flamante para recibir desde mañana la basura.

Limpito y cero kilómetro, el predio de enterramiento está listo y flamante para recibir desde mañana la basura.

  • de
  • 31/03/2010 00:05

    Por Redacción Día a Día

    Alivio, tranquilidad y tal vez algún puño cerrado de festejo. Así se vivió ayer en la Municipalidad y en la empresa estatal Crese el espaldarazo, al menos provisorio, que le dio la Justicia de Córdoba al rechazar la medida cautelar que habían pedido los vecinos de la zona sur para que no se pusiera en marcha el nuevo enterramiento sanitario en el predio de la ruta 36.

    La resolución de la magistrada Alicia Mira, del Juzgado Civil Nº44 de la ciudad, resolvió no hacer lugar a la medida de no innovar “en esta instancia inicial del proceso”. ¿Qué significa esto? Que la inauguración del predio no se detiene como lo pedían los vecinos, aunque todavía reste resolver la cuestión de fondo.

    En su resolución de cuatro fojas, la jueza consideró que “toda intervención del hombre, debe considerarse como impacto ambiental, que puede ocasionar modificación positiva o negativa”, e incluye dentro de ello al enterramiento sanitario que está en discusión. Mira avanzó en su sentencia señalando que en este caso particular “se encuentra en pugna el interés de los particulares domiciliados en las cercanías del predio”, por un lado, mientras en el otro extremo ubicó a “la prestación de un servicio público esencial, como es la recolección y tratamiento de los residuos sólidos domiciliarios”.

    Con ello, Mira identificó la contradicción “entre el principio precautorio de conservación del ambiente, y la prestación del servicio de tratamiento de residuos urbanos”. Por eso, se detuvo a señalar que “los principios ambientales en juego son los de toda la población, no solamente los del grupo de actores”.

    Mal de pocos, mal de muchos. No sin algún grado de polémica, la magistrada avanzó en la gestación de su decisión, al considerar que “si se hiciera lugar a la medida cautelar de no innovar, las consecuencias serían más gravosas para todos los habitantes de la ciudad de Córdoba, ya que la imposibilidad de continuar con el depósito de los residuos en Bouwer, y al no disponerse de un lugar para el enterramiento de la basura, acarrearía consecuencias generales de suma gravedad”. Dicho en otros términos, mejor mal de unos pocos, que mal de muchos.

    Por eso, la jueza no dudó en concluir que “no habiéndose acreditado la existencia misma del daño, que éste sea grave e irreversible, el principio precautorio no resulta operativo”.

    Patear la pelota. Naturalmente, la decisión judicial no cayó bien entre los vecinos de la zona sur, quienes en la jornada de hoy decidirán los pasos a seguir.

    Guillermo Molas y Molas, presidente del Centro Vecinal de barrio Inaudi, remarcó que “la jueza sólo tiró la pelota para adelante”, insistiendo en que se rechazó la medida cautelar, pero no la cuestión de fondo. “Esta decisión judicial autoriza a Crese a seguir trabajando, pero también convalida el amparo, lo que significa que tiene elementos suficientes para seguir investigando”, señaló el dirigente barrial.

    En una lectura del fallo, el vecinalista entendió que la jueza “eligió el mal menor porque sabía que la Municipalidad no tiene tiempo para buscar un nuevo predio”. Si bien no anticipó las medidas a seguir, no descartó la posibilidad de que se hagan bloqueos o protestas en la ruta 36. “Lo vamos a resolver en asamblea de vecinos mañana a la siesta (por hoy)”, dijo Molas y Molas, admitiendo que “la presión de las bases es muy fuerte”.

    Proponen que se de garantía escrita
    Mientras la situación se tensa y los plazos se acortan, desde el Concejo Deliberante quieren intervenir para procurar evitar que se llegue a situaciones dramáticas, como podría ser un corte de ruta con suspensión del servicio.

    Esa es la lectura que trazó la edil Mónica Cid, del Frente Progresista, quien consideró que “no se han hecho todos los esfuerzos para comunicar el proyecto y llevar la tranquilidad necesaria a la población”.

    Convencida de que “las cosas se están haciendo bien en lo que hace al enterramiento”, Cid reconoció su preocupación “por la alteración de la paz social” y, justamente para destrabar esa situación de incertidumbre, propuso que tanto la empresa Crese, como la Secretaría de Ambiente de la Municipalidad, le otorguen una “garantía escrita” a los vecinos, para comprometerse fehacientemente con la promesa de no contaminar. “Entendemos que esta garantía sólo tendrá valor en tanto y en cuanto la misma se exprese por escrito, manifestando las condiciones y el plazo perentorio de funcionamiento del predio destinado al enterramiento”, dijo la concejala. Cid también sostuvo que “debe constar que se dará participación a los vecinos, respecto al monitoreo de las condiciones ambientales”.

    “Si el proyecto está bien hecho, y creo que es así, entonces no hay nada que ocultar”, dice Cid, considerando que se debe llevar tranquilidad a los vecinos. Por eso, interpretó que las autoridades están equivocando el camino al no insistir con ese punto. “No puede ser que a un bloqueo se lo saque con una medida judicial”, señaló.

    ¿Qué te produce este tema?

    Comentarios

  • © 2009 - 2014 Todos los derechos reservados.