?>
Córdoba

Crecen los que ruegan por lluvias

Se profundiza la sequía que afecta a localidades serranas, y varias del centro y del sur de Córdoba.

La crisis hídrica no sólo sigue castigando con firmeza a numerosas localidades de la Provincia, sino que amaga con sumar más nombres a la veintena de comunas que ya afecta. Como única esperanza hasta ahora está el pronóstico de tormentas para mañana.

Ayer, Villa Río Icho Cruz se agregó al grupo de lugares donde se estudia comenzar con cortes programados, admitió su jefe comunal, José Gaba. Y agregó: "Hay sectores de la población que están padeciendo la falta del suministro de agua potable a partir de la sequía. La escasez de lluvias hace que el río tenga muy poco caudal y no damos abasto".

En Capilla del Monte, los operadores turísticos volvieron a manifestar la inquietud por la faltante de este líquido. Algunos dueños de hoteles colocaron cartelitos, como "servicio de agua restringido". También se vieron camiones cisterna que suplieron la prestación por unas horas. "Pese a que la Municipalidad, la Dirección Provincial de Agua y Saneamiento (Dipas) y el Ente Municipalidad de Obras Sanitarias (Emos) reparten agua, este servicio no es suficiente para retener a los turistas", se quejaron los hoteleros.

Desde Emos, Osvaldo Alié señaló: "El cambio que hemos hecho de entregar agua a la cisterna mayor de la toma nos ha bajado la demanda en un 60 por ciento. Los camiones de los bomberos están haciendo el enlace entre el Zapato, el dique Los Alazanes y la Municipalidad". La falta de agua también preocupa a Potrero de Garay, porque desde el 15 de enero el servicio de agua potable sólo funcionó cinco días.

Algo similar está ocurriendo en La Cumbre, Cosquín y en las localidades de las Sierras Chicas. Los jefes de los gobierno pidieron a la Provincia que evite sumarles el problema de los cortes de luz.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo