Ocio

Corrientes te va a ayudar

Diego Gutiérrez comparte su premio de “Talento Argentino” con Agustín Bustos Fierro.

En la recta final de su participación en Talento Argentino (Telefé / Teleocho), el correntino Diego Gutiérrez dijo que compartiría parte de su premio con Agustín Bustos Fierro, el chico cordobés que ha movilizado al país por su necesidad de realizar un costosísimo tratamiento de para superar la adrenoleucodistrofia, una enfermedad que también padecen sus hermanos. Por esto, y por ser el ganador de un certamen en el que compitieron verdaderos talentos, llamamos a este bandoneonista, que todavía andaba por Buenos Aires, ayer.

– Dejaste una grata impresión con esta decisión tuya de compartir tu premio con Agustín.
– La verdad es que me pegó bastante ese caso. Acá en el hotel (en Buenos Aires) estaba mirando los noticieros y veía que en todos los canales pasan información sobre el tema. Después fui al programa, el sábado, y tenía pensado ya hacerlo. Sé que mucha gente me seguía, porque lo veía en Twitter, lo venía diciendo y veía que me daban bola. Entonces decidí decirlo en público... era una buena oportunidad porque todo el país estaba pendiente. Me enteré ahora de que varias personas de Corrientes van a donar, que la gente del Litoral va a donar también para el chico. Incluso me están pidiendo el número de cuenta para ver a dónde pueden mandar donaciones. Eso me contó el papá de Agustín, que habló en una radio de Corrientes, que es muy escuchada, la Sudamericana, y estuvo contando que gracias a mi llamado mucha gente se sumó.

– Y eso para corroborar una vez más que la gente es muy solidaria. Por ahí vivimos protestando con muchas cosas que tienen que ver con esto de ser argentinos, pero lo de la solidaridad no es verso.
– ¡Más vale! Totalmente; yo pienso que a la gente cuando le tocás el corazón... ¡y justo coincidió con que gané también! Faltaban 10 minutos y ya estaba casi cerrada la votación, por suerte la tendencia me ayudaba y eso capaz que me ayudó para pegar el último empujón.

– Ya que hablabas del certamen ¿cómo te ves, a partir de ahora como músico, con esta exposición que te ha dado ganar este concurso?
– La verdad es que es incierto mi futuro, ahora. No estoy sabiendo muy bien, seguramente estaré recibiendo ofertas, pero no me quieren adelantar nada. Seguramente, estarán buscando el mayor beneficio para mí.

– ¿Una puerta se abre? ¿o no?
– Claro. Llama bastante gente de Europa.

– Che ¿y cómo se te dio por el bandoneón, en una provincia donde el acordeón es el rey?
– El acordeón es el rey, pero el bandoneón también siempre se tocó allá (en Corrientes). Por ejemplo, el músico más famoso del chamamé fue Tránsito Cocomarola y tocaba bandoneón. Y hay también otros muy famosos que tocaban bandoneón. Y la dos acordeonas más grandes del chamamé son Ernesto Montiel y Tarragó Ros. Igual hay pocos bandoneonistas, somos tres en Corrientes de mi edad.

– ¿Es tan difícil aprender a tocar el instrumento, como dicen?
– No. Tiene sus mañas. Es muy mañero. Es muy odioso para aprender, el instrumento. ¡Es odioso!

– ¿Es porque te cuesta sacar lo que tenés en la mente y llevarlo al sonido?
– No. Es por la técnica que tiene, es un instrumento muy complicado. Es diatónico que tiene dos sonidos... abriendo y cerrando suena distinto. Mano izquierda y mano derecha, abriendo y cerrando... tenés que estudiar cuatro teclados, en realidad.

– ¿Y eso te llevó muchas horas por día?
– De hecho cuando empecé estaba embalado, re loco. Pero después, con el tiempo, más que ensayando aprendí tocando con músicos del palo del chamamé. Yo soy del palo del chamamé, del chamamé lindo... bien hecho.

– ¿Y a qué edad arrancaste?
– Yo empecé a los 10, con el acordeón, y a los 15 con el bandoneón. Hace poco que estoy con el bandoneón, unos siete u ocho años.

– ¿Y la familia qué dice?
– Locos. ¡Están todos re locos!

– Me imagino haber tenido que aguantar a un acordeonista bandoneonista en la casa.
– ¡Imaginate! Todos me dicen ‘pensar que antes no podíamos ni escuchar, no podíamos dormir la siesta porque rompías las bolas’. Ahora todos están contentos.

– La última ¿vas como solista o te incorporás a un grupo?
– Mi idea es ser solista. Ya llegué hasta acá y no me puedo bajar del caballo otra vez.

– ¿Tenés pensado hacer temas propios o buscar repertorio?
– Le apunto al show. Ya no va más eso de tocar un tema completo. Para mí es el show, ahí está lo interesante, lo nuevo.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 29/03/2011 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo