?>
Mundo

Correa fue rescatado y está en Casa de Gobierno

Fuerzas militares lo sacaron del hospital en medio de un fuerte operativo. "Se ha derramado sangre ecuatoriana inutilmente", dijo el presidente de Ecuador.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, sostuvo que vio "con profunda tristeza como se ha derramado sangre ecuatoriana inútilmente" y reafirmó que fue "secuestrado por un grupo de pseudo policías con muchos infiltrados que solo pensaban en conspirar".

Correa agradeció "al pueblo ecuatoriano y a todos los estamentos que me apoyaron" y se comprometió a "no negociar nada" y a "castigar" a los responsables de la sedición. Agradeció también a los mandatarios de Unasur "que se están reuniendo en estos momentos en Buenos Aires". 

Correa, llegó cerca de las 23.30 (hora argentina) al Palacio Carondelet, donde lo esperaban los ministros de su gabinete y una multitud en la Plaza de la Libertad que aguardaba para saludarlo.

El mandatario fue rescatado en medio de un fuerte operativo por efectivos militares del hospital policial donde estuvo recluido por el cerco de policías sublevados desde este mediodía.

Antes, el presidente ecuatoriano había asegurado que recibió en el hospital a tres comisiones de los policías sublevados y que les manifestó que "no negociará absolutamente nada" mientras no depongan su actitud.

Desde el hospital donde estuvo casi toda la tarde en Quito, impedido de salir por el cerco de los policías amotinados, el mandatario calificó la actitud de este grupo de policías como "desquiciada, irracional y absurda".

Correa había denunciado un intento de golpe de estado y se declaró "prácticamente secuestrado" dentro del hospital al que fue llevado tras ser agredido por policías que se rebelaron y se tomaron el jueves el principal cuartel policial capitalino y de otras ciudades. Tras varias horas, y en medio de varios tiroteos, pudo ser sacado del hospital.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo