?>
Mundo

Cinco mineros ya están bajo los efectos de la depresión

CHILE. La mayoría se mostró optimista en un video pero un grupo no quiso aparecer. Mañana o el lunes comenzará la perforación en la mina.

El encierro que ya lleva 23 días hace mella en el ánimo de los mineros atrapados al norte de Chile, y cinco de ellos atraviesan un cuadro de depresión por lo que recibirán tratamiento psiquiátrico desde el exterior.

Sumidos en un cuadro depresivo, los trabajadores no quisieron aparecer en un video que subieron a la superficie para dar tranquilidad a los familiares. Los otros 28 lucieron en mejor condición, con signos evidentes de la pérdida de peso y la deshidratación, pero optimistas en que el rescate se produzca pronto. “Cuando nos saquen vamos a armar una gran fiesta” se ilusionó Víctor Zamora, uno de los de mejor ánimo en la prisión a 700 metros de profundidad.

El ministro de Salud chileno, Jaime Mañalich, informó que realizaron una larga  encuesta de carácter psicológico y que harían una entrevista psiquiátrica con los cinco más afectados. “No quisieron aparecer en el video, no se están alimentando bien. Depresión es la palabra correcta”, comentó Mañalich.

El ministro anunció que harán una terapia a distancia con cada uno de ellos. En el aspecto físico, detalló: “Hemos logrado hidratarlos adecuadamente, se les ha entregado volúmenes suficientes de líquido, no se quejan de sed y el flujo urinario de cada uno es adecuado. La densidad de la orina es normal”.

En el aspecto nutricional, añadió que ayer le enviaron 1.200 calorías a cada minero y para mañana esperan alcanzar las 2.000 “para iniciar una fase de mantención”.

Con casino. Durante la filmación, los trabajadores atrapados en la mina San José explicaron cómo  organizan su tiempo para evitar quebrarse por la angustia.

“Hacemos una reunión todos los días, planificamos. Y oramos mucho”, sostuvo uno de los mineros, al tiempo que mostró a la cámara cómo se acomodan al espacio disponible, unos 25 metros cuadrados. También hicieron mención del “casino”, el lugar en el que se reúnen para jugar con un dominó fabricado por ellos mismos.

A cavar. Entre mañana y el lunes comenzará la perforación de un hoyo de 66 centímetros de diámetro, por el que saldrán los mineros de a uno. El jefe del rescate, André Sougarret, confirmó que en las  próximas horas armarán en su emplazamiento la máquina Strata 950, que excavará a razón de 10 a 15 metros por día. La operación de rescate costará unos 10 millones de dólares.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo