?>
Mundo

Brasil: Inundaciones dejan al menos 257 muertos

Las lluvias torrenciales afectaron principalmente a la región montañosa de Río de Janeiro. Socorristas removían hoy el barro y los escombros en busca de sobrevivientes.

Socorristas con maquinaria pesada, palas e incluso con las manos removían toneladas de barro y escombros en busca de sobrevivientes el miércoles luego que al menos 257 personas murieron por las lluvias torrenciales que castigaron la región montañosa de Río de Janeiro, según publica el portal brasilero Folha.com.

En Teresópolis, 65 kilómetros al norte de Río, murieron al menos 130 personas, los torrentes estrellaron autos contra los árboles y las montañas se derrumbaron, sepultando casas bajo toneladas de tierra roja. Una portavoz de Defensa Civil local dijo que 26 centímetros de lluvia cayeron sobre la población en 24 horas.

Con el agua hasta la cintura, los sobrevivientes cargaban lo que podían de sus pertenencias y trataban de llegar a los sitios más elevados. El agua seguía bajando de las montañas incluso después que cesó la lluvia.

Estado de emergencia. El alcalde declaró el estado de emergencia y dijo que la calamidad era la peor en la historia local. Unos 800 rescatistas de la defensa civil y bomberos buscaban sobrevivientes.

"He vivido aquí 25 años y nunca vi algo así", dijo el residente Manoel Rocha Sobrinho al diario Folha de Sao Paulo. "Vivo en terreno alto y cuando miré hacia abajo, sólo vi un mar de lodo. La mayoría de la gente se salvó trepando a los árboles".

Con las nuevas muertes, ya son más de 250 las víctimas fatales en el sureste del país desde Navidad. En la vecina Petrópolis, había 20 muertos.

Se prevé que la cifra de muertos aumentará a medida que los bomberos llegan a las zonas más inaccesibles afectadas por los deslizamientos y las inundaciones, dijo Jorge Mario Sedlacek, alcalde de Teresópolis. Unas 1.000 personas quedaron sin techo.

Mayor catástrofe de la historia. "Es la mayor catástrofe en la historia de esta población", dijo Sedlacek en una entrevista con el canal de televisión Globo TV.

Más de 100 personas murieron en la vecina aldea montañosa de Nova Friburgo, entre ellos cuatro bomberos que participaban en una operación de rescate, según una declaración de las autoridades de defensa civil del estado de Río de Janeiro.

Un camión de los bomberos fue alcanzado por un deslizamiento y tres bomberos continuaban desaparecidos el miércoles.

Minas Gerais. Las lluvias estivales intensas también causaron estragos en el estado de Minas Gerais, donde 16 personas murieron el mes pasado y decenas de poblaciones se encontraban en estado de emergencia. En Sao Paulo, las calles principales están inundadas desde el domingo y al menos 21 personas murieron en derrumbes, aludes e inundaciones en el estado.

El gobernador de Río, Sergio Cabral, pidió a la armada que preste a los bomberos sus helicópteros para las tareas de rescate.

"Lloramos la pérdida de vidas en esta tragedia causada por la lluvia", dijo Cabral en una declaración.

La tormenta concluyó el miércoles por la mañana, pero la tierra saturada de agua sigue inestable y amenaza a las poblaciones levantadas en las empinadas colinas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo