?>
Mundo

BP cortó por lo sano para frenar el derrame

EE.UU. Tras fracasar en varios intentos por contener el desastre ecológico, la petrolera logró cortar una tubería submarina por la cual fluye el petróleo.

El grupo British Petroleum (BP) logró cortar ayer el Ducto subterráneo del pozo dañado, que origina el escape de crudo desde el pasado 22 de abril en el Golfo de México. Mientras, el gobierno de Estados Unidos preveía presentar una primera factura de 69 millones de dólares a la petrolera británica para reembolsar a los contribuyentes por las consecuencias de la peor marea negra de la historia estadounidense.

Esta delicada operación realizada a 1.500 metros bajo el nivel del mar, gracias a tijeras gigantes accionadas por robots, debería permitir la colocación de un embudo capaz de recuperar el petróleo que sigue fluyendo para luego llevarlo a un barco en la superficie. El director de la compañía británica, Tony Hayward, indicó que el grupo podría saber recién hoy si la maniobra fue exitosa, aunque insistió en que existía todavía un riesgo.

Ante la grave situación, el presidente norteamericano, Barack Obama, visitará hoy por tercera vez la región del Golfo de México desde la catástrofe. El mandatario irá a la costa de Luisiana (sur), ya contaminada. Obama reconoció anoche estar "furioso" por esta situación y disparó que BP no ha dado pasos suficientemente rápidos para responder a la fuga colosal.

La fuga de petróleo, ahora considerada la peor en la historia de Estados Unidos, fue desencadenada el 20 de abril por una explosión que mató a 11 trabajadores en una plataforma marítima de prospección. El derrame de crudo ya casi triplicó su tamaño en un mes y tiene una dimensión total de 24.400 kilómetros cuadrados, similar al estado de Maryland (noreste de Estados Unidos) o más del doble que la isla de Jamaica. En tanto, la marea negra ya le costó hasta ahora a BP mil millones de dólares.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo